29 de septiembre de 2014 15:21 PM
Imprimir

Túnez importa 6.000 carneros españoles para la Fiesta del Sacrificio y consolida este mercado

España gana terreno después de que se exportaran corderos búlgaros enfermos

Seis mil carneros importados desde España completarán la oferta nacional para la Fiesta del Sacrificio musulmana, en la que cada familia debe degollar un carnero en honor del sacrificio de Abraham. Una empresa tunecina de productos cárnicos comercializa desde hoy los carneros españoles para equilibrar la demanda de ovinos, constató Efe en el punto de venta de Al Wardia, barrio popular a siete kilómetros de la capital. Los 6.000 carneros importados de España viajaron por barco el pasado día 13 y pasaron por un periodo de cuarentena y observación sanitaria de dos semanas en un centro habilitado por la empresa Sociedad Tunecina de Carnes, sin que se registraran anomalías, dijo a Efe una fuente de la sociedad.

     La comercialización de estos corderos se realizará en un sólo punto de venta del barrio de Al Wardia, y desde allí se abastecerá a todos los consumidores del “Grand Tunis”, denominación que recibe la capital y los cinco grandes barrios que la forman.

 

     Se ha excluido la distribución del ganado español en otras regiones del país porque la cantidad es pequeña, en comparación con el millón de carneros de origen local que se han puesto a la venta, según ha afirmado el Ministerio de Agricultura a la prensa local.

 

     La fiesta musulmana del sacrificio del carnero o “Aid al Adha”, conmemora cada año el episodio del sacrificio de Abraham, y se celebra tradicionalmente cuarenta días después del fin del mes de ayuno sagrado de Ramadán y en coincidencia con el momento álgido de la peregrinación a La Meca.

 

     El Ministerio de Agricultura precisó que “al menos 900.000 familias degollarán un carnero” el próximo día 4 de octubre. El presidente de la empresa importadora, Med Alí Yendubi, informó a los medios de que el precio de venta de los carneros de origen español es de 10 dinares tunecinos el kilogramo (alrededor de 5 euros), mientras que el del carnero local es levemente más caro, de 11 dinares.

 

     El empresario añadió que la compra de los carneros españoles está sometida a condiciones como la presentación por parte del comprador de la carta de identidad nacional para que sólo puedan adquirirlos los de nacionalidad tunecina y así “evitar fortalecer mercados paralelos”, así como que la compra se limite a “un carnero por persona”, con el mismo objetivo.

 

     Este es el segundo año que Túnez favorece la importación de carneros de España después del escándalo que provocó la importación de corderos búlgaros enfermos, hace tres años.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *