30 de septiembre de 2014 11:17 AM
Imprimir

En Brasil cae producción de tilapia por sequía

CompartiremailFacebookTwitterProductores de tilapia de la zona de Santa Fé do Sul, en el estado de San Pablo, se quejan de que la sequía está teniendo un impacto negativo en su actividad, y ya ha provocado una caída de la producción del orden del 30%. En esta región, que es una de las mayores productoras de […]

Productores de tilapia de la zona de Santa Fé do Sul, en el estado de San Pablo, se quejan de que la sequía está teniendo un impacto negativo en su actividad, y ya ha provocado una caída de la producción del orden del 30%.

En esta región, que es una de las mayores productoras de tilapia en Brasil, hay 38 granjas acuícolas que producen alrededor de 22.000 toneladas anuales.

Pero según informó Globo Rural, la zona de engorde de este pez en el municipio de Rubinéia, en el noroeste del estado de San Pablo, debió ser desactivada hace dos meses por la falta de agua.

Uno de los productores de la zona, Emerson Esteves, explica que la sequía también ha perjudicado su negocio de producción de alevines. Este acuicultor invirtió más de BRL 1 millón (USD 406.600) para ampliar sus tanques y duplicar su capacidad de suministro, y si bien hoy está en condiciones de producir unos cuatro millones de alevinos por mes, señala que la región no absorbe ni la mitad de la producción.

El empresario calcula que desde enero hasta la fecha el perjuicio económico es de alrededor de BRL 1,5 millones (casi USD 610.000). Por ello, evalúa extender las ventas a otros estados, aunque la logística y las entregas se compliquen un poco.

Los productores de pienso también sienten el impacto de la sequía. El empresario Felipe do Amaral lamenta que después de haber invertido BRL 2 millones (USD 813.275) para ampliar su fábrica de alimento, sus ventas han caído cerca de un 40%.

A mediados de septiembre, un grupo de unos 200 piscicultores de la región paralizó el tránsito entre los estados de San Pablo y Mato Grosso do Sul, con el fin de alertar al gobierno sobre su delicada situación laboral.

Tras la manifestación, el sector logró la promesa de una reunión con los representantes de la Procuraduría General del Estado, de CESP y de la Casa Civil para analizar la cuestión, informó Diário do Grande.

Entre otras cosas, los piscicultores reclamaban que la planta hidroeléctrica de Isla Solteira paralice la generación de electricidad, porque argumentan que su actividad, sumada a la sequía, reduce el nivel de agua del embalse hasta un punto que no hay suficiente oxígeno para sostener la cría de los peces.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *