30 de septiembre de 2014 23:33 PM
Imprimir

“Los problemas del campo del siglo XVIII aún no fueron superados”

Lo aseguró el sociólogo cubano Juan Valdés Paz, de visita en el país. Consideró a los agricultores familiares como los “garantes de la soberanía alimentaria”.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación fue sede de la presentación del sociólogo cubano Juan Valdés Paz sobre “La conflictividad rural contemporánea en América Latina: el modelo de los agronegocios y la agricultura campesina”, quien repasó la historia, el rol, los logros y la perspectiva de lo que llamó “la cuestión agraria” en el continente.

Invitado por el titular de la cartera agropecuaria nacional, Carlos Casamiquela, el sociólogo cubano planteó la necesidad de que sean las sociedades y los Estados en su conjunto los que formulen un nuevo paradigma de lo que en la actualidad se conoce como agricultores familiares.

“Es evidente que hay un esfuerzo de las políticas públicas por reivindicar el papel de la agricultura familiar”, afirmó el especialista cubano, durante su exposición en el microcine de la cartera agropecuaria, al tiempo que remarcó que “es un desafío porque la estructura agraria argentina es muy compleja”.  

En ese marco, Valdés Paz señaló que “los problemas planteados en los siglos XVIII y XIX en cuanto a la imposibilidad del acceso a la tierra, el desempleo y pobreza como causa de migración y la hegemonía de modelos agroexportadores no han sido superados totalmente”. 

El sociólogo cubano expresó: “Observamos una nueva tendencia, asistimos a la reconcentración de la tierra por parte de las transnacionales agrarias”, por lo que consideró necesario fortalecer las incipientes o probadas políticas públicas de los estados hacia lo que Valdés Paz llama la “sociedad rural”, ya que, al igual que en la Argentina, considera que los campesinos son los “garantes de la soberanía alimentaria”. 

Por su parte, Casamiquela resaltó que “el 65% de los productores de la Argentina forman parte de la agricultura familiar, cuyo desafío es agregar valor a la producción para exportar alimentos al mundo”.

En tanto, el subsecretario de Fortalecimiento Institucional de la Secretaria de la Agricultura Familiar de la Nación, Ramiro Fresneda, manifestó que “se puede construir un proceso agrario participativo y popular”, al recordar que “con menos del 10% de territorio, la agricultura familiar genera el 57% del empleo rural”. 

Por último, el vicepresidente del INTA, José Catalano, resaltó que “en la última década se ha reducido el nivel de pobreza, porque se superó la instancia de generar planes de alivio para la pobreza por políticas que promuevan su capacidad de exportación”.

Durante la conferencia, de la que participaron también el jefe de gabinete del Ministerio, Héctor Espina, trabajadores, funcionarios y público en general, se abordaron temas tales como “La razón histórica y las características del modelo agroexportador de producción a gran escala”; “La pérdida de la seguridad alimentaria en la región” y “El paradigma de la agricultura familiar”.

 

Juan Valdés Paz

Es Licenciado en Sociología por la Universidad de La Habana. En 1960, con solo 21 años, fue nombrado administrador del Central Azucarero “Abel Santamaría”, como parte de la intervención del gobierno revolucionario cubano a las empresas que boicoteaban el proceso de cambio. En 1963 asume la Dirección Ejecutiva de la Presidencia del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA). Y en 1971 es nombrado viceministro para los Recursos Humanos del INRA, en el Ministerio de Agricultura cubano.

Paralelamente a su desempeño en temas agrarios, participa de importantes espacios de reflexión y crítica ideológica, como profesor en el Departamento de Filosofía de la Universidad de la Habana, de 1969 a 1971, y más tarde como investigador jefe del Departamento de América Latina del Centro de Estudios sobre América (CEA), entre 1980 y 1993.

Es autor de numerosos artículos, informes y publicaciones científicas, y de los libros “El espacio y el límite: Ensayos sobre el sistema político cubano” (La Habana, 2009) y “Los procesos de organización agraria en Cuba 1959-2006” (La Habana, 2010).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *