2 de octubre de 2014 10:13 AM
Imprimir

Empieza un ciclo de commodities agrícolas con precios bajos para los próximos dos años

La gran oferta de granos producto de una supercosecha de los principales países abastecedores, generó un abundancia que hoy parece cubrir la demanda. Su efecto se traduce en precios bajos que hace siete años que no se veían, pero también impacto por igual a países ricos y pobres, al caer la inflación de los alimentos, permitiendo el acceso a los más carenciados. Todo indica que se ingreso en un ciclo que durara hasta el 2016. El clima tiene la última palabra.

Hace poco se cumplió dos años en el cual la soja marcaba su valor más alto al llegar a los u$s650 la tonelada. Hoy roza los u$s330. Es decir que retrocedió un 48 por ciento. La respuesta se encuentra pura y exclusivamente en los grandes stocks que hoy parecen cubrir una demanda que hasta recién no se podía.

Y es que en el 2012, una sequía la peor de los últimos 50 años azotaba a los Estados Unidos, provocando caídas en las cosechas. En ese momento el más perjudicado fue el maíz. Hoy eso paso, y el país del Norte está por levantar un récord de 366 millones de toneladas, y 107 millones de soja.

Sudamérica tampoco se queda atrás. Brasil y Argentina, van a rumbo a nuevos máximos. Y lo que viene también parece que será aún mejor.

Todo ésto lleva a ver valores en el mercado similares a 2007, y todo indica que así seguirá por los menos hasta el 2016. “Los precios han bajado y sobre esta presión van seguir así por unos cuantos años”, adelantó el analista de granos senior del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), William Chambers durante el seminario de Agrotendencias.

En los últimos cuatro años, el mundo asistió a un menor aumento de la producción con respecto al mayor aumento del consumo. Para el ciclo 2014/2015 es la primera vez que se quiebra la tendencia con un aumento de la producción un 70% por arriba del consumo.

Desde Agripac su director Pablo Adreani remarcó que “el actual nivel de precios se va a consolidar con la cosecha norteamericana, lo que podría significar el piso del mercado que marcara la tendencia de los precios del ultimo trimestre del año y del primer semestre de 2015”.

Sin embargo uno de los motivos de la baja de los commodities responde al fortalecimiento de la moneda norteamericana. En el segundo semestre del año, la Reserva Federal (FED), acotó la expansión monetaria , lo que hizo que la divisa norteamericana se consolide depreciando a las de los países en desarrollo. “El punto es saber cuánto va a durar este dólar fuerte contra monedas como el yen o el euro. Más el mercado coincide que esto va a durar un par de años algo que ayudará a los commodites más no se descarta que haya algún rebote”, adelantó el especialistas en mercado de capitales y director de Research for Traders, Dario Epstein.

 

Clima

Mientras se levanta la cosecha norteamericana, ya se anticipa que en la campaña 2015/2016, el farmer volverá a sembrar soja. Una producción que viene ayudada por los altos rendimientos. Así se entiende entonces que habrá más porotos hasta marzo de 2016. Por el lado del Cono Sur, todo viene viento en popa.

“Hoy tenemos un Niño instalado que dará entre noviembre y marzo un 80% de probabilidades de lluvias por arriba de lo normal. Eso es fantástico para cultivos como maíz y soja en el sudeste sudamericano”, destacó el el experto en ciencias de la atmósfera, José Luis Aiello.

Distinto es lo que pasa en EE.UU., donde se puede predecir el clima en el corto plazo, pero no el mediano plazo dado que depende de fenómenos más regionales y donde el efecto del Pacífico no incide”, aclaró el agroclimatólogo.

El país del Norte tiene una diferencia a su favor respecto de los demás países dado que tiene una estabilidad más continua en cuanto al clima. Una de ellas es por ejemplo que sufre de una sequía cada 25 años. Apenas tuvo cuatro en lo que va del siglo. Todo lo contrario se ve en Argentina que tuvo dos graves y tres leves desde 2000 a la fecha.

 

Alimentos

Un efecto deseado en la baja de los commodities fue la merma de la inflación de los alimentos en los países ricos y pobres. Según la FAO en América Latina y el Caribe se redujo la tasa de crecimiento por tercer mes consecutivo. En un trabajo destacó que se espera que la disponibilidad de cereales a nivel global alcance las 3.072 millones de toneladas, esto es, un 1,6% sobre el nivel registrado la temporada anterior; dicho resultado responde a la excelente cosecha de la temporada anterior que permitió incrementar las existencias finales de la temporada 2013/2014 en un 14 por ciento.

Para el representante regional de la FAO, para América Latina y el Caribe, “un menor precio va a producir una mejor accesibilidad a los alimentos, pero hay que tener cuidado que éste puede atentar contra la disponibilidad futura. Si el precio cae mucho y deja de ser rentable, el productor se alejara de hacer este cultivo”.

En pocas pocas palabras todo indica que este es un ciclo corto de precios bajos. Pero indefectiblemente éstos precios hará que en algunas zonas se deje de sembrar porque no será rentable dado que provocará quebrantos a los productores. Además cuando el precio baja, éste no se traslada de manera uniforme a la cadena de comercialización, por ende no se traduce en valores más accesibles para el consumidor.

 

China demandará menos granos

Todo indica que China entró en un proceso a la baja de su economía. El aumento de su producto bruto interno en un 7,5%, así lo demuestra.
Este puede ser un factor negativo para los commodities. Una situación que también observan desde el USDA. Lo confirmo el mismo analista senior William Chambers en su paso por Argentina. “Hay varios indicadores por los cuales se ve que la demanda de China disminuiría y eso tendría un impacto en el mercado”.

El Gigante asiático viene en los últimos meses comprando menos porotos a Estados Unidos. La duda surge en que si hoy la soja vale u$s150 menos que el año pasado, debería comprar más. Esto indica que esta observando lo que puede venir por el lado de Sudamérica. Su salida del mercado de commodities, es un factor mas a la baja y no se descarta que salgan a vender para presionar aún más, y llegar a marzo de 2015 con valores inferiores a lo que se muestra hoy.

Hoy por hoy todo indica que solo entre Brasil y Argentina, se cosecharán 150 millones de toneladas. El exceso de oferta hará que la cotización llegue en Chicago a los u$s300 para dentro de cinco meses. Apenas se esta a 36 dólares. Más todo depende del clima. Por ahora, los pronósticos son buenos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *