2 de octubre de 2014 23:03 PM
Imprimir

Ganaderos de la raza ovina Lojeña aprenden cómo sacar más beneficio de sus los elaborados cárnicos

ESPAÑA : Obtenidos a partir de ganado ovino criado de forma ecológica

Conscientes de la predilección del consumidor por los productos cárnicos, la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino junto al Instituto de Formación Agraria e Investigación de la Consejería de Agricultura (IFAPA)  han organizado una jornada sobre la nutrición y diversificación de productos cárnicos del ganado ovino ecológico con el objetivo de mejorar su comercialización.

Un total de 25 ganaderos criadores de la Oveja lojeña de las localidades de Loja, Alhama de Granada y Zafarraya, principalmente han participado en esta jornada informativa. Este curso forma parte del proyecto “Transforma”, que se extenderá hasta 2015, está centrado en la implantación de un programa de experimentación y formación continua en producción ecológica.

Durante la jornada, diferentes expertos en producción ecológica, entre ellos, Francisco de Asís del IFAPA de Granada destacó la importancia de transformar los productos derivados del cordero ecológico adaptándose a las exigencias del consumidor.  Por su parte, la ingeniero agrónoma, Caridad Morcillo de la empresa Biomac, abundó en las bondades de la vid para el pienso. Como ejemplo de diversificación, se destacó el caso de la cabra Malagueña con la elaboración de patés.

Aparte de la comercialización en vivo del cordero, la cooperativa ganadera, Covecol, elabora embutidos y jamones de cordero ecológico Halaf y corderos Kosher para la población judía.

El presidente de la asociación ganadera, Juan Antonio Moreno,  ha explicado que el objetivo es ofrecer un producto diferenciado. De ahí que una de las apuestas de la Raza Ovina Lojeña sea la producción “verde”. Para ello la asociación se encuentra inmersa en un estudio para medir la huella de carbono  de sus explotaciones, entre ellas las emisiones de CO2.

La ovina Lojeña es una de las  33 razas autóctonas de ovino de España. Fue reconocida en 2007 y cuenta con una cabaña de unas 10.000 cabezas localizadas en las sierras del Poniente Granadino, Málaga y Almería, principalmente.

La recuperación y conservación de la oveja lojeña surgió en el seno del Grupo de Desarrollo Rural del Poniente Granadino quien, con fondos europeos, facilitó el reconocimiento como raza autóctona, la unión del sector ganadero que finalmente acabó asociándose y agrupándose en una cooperativa para comercializar su producción.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *