2 de octubre de 2014 22:42 PM
Imprimir

Importancia del programa de reemplazo en la productividad del hato

La genética es la base de todos los factores que componen la producción, por ende también influye en la rentabilidad.

Los programas de reemplazo han ido variando a través del tiempo en coherencia a la evolución científica en esta materia, actualmente la ciencia también influye y determina el tipo de genética a utilizar en cada programa.

 

 

Evolución de los programas genéticos

Se deben considerar distintos aspectos, todos ellos giran en torno a uno principal: La genética. Este factor es la base de todos los factores que componen la producción, por ende también influye en la rentabilidad.

 

Los programas genéticos en los que se basan los programas de reemplazo han sido utilizados a través del tiempo en la producción porcina, pero han ido evolucionando; es decir no son los mismos desde el inicio, las constantes mejoras producto de la investigación científica, han ido evolucionando el tipo de genética a utilizar.

 

El tamaño de la camada, a nivel de selección, ha ido modificándose año tras año. Por ejemplo, los nacidos totales en 15 años de selección se han incrementado en 2.3 cerdo / camada y 6.6 lechones nacidos / año. No solo en lo reproductivo ha habido avances, si vemos la calidad de carne, también podemos percibir un mejoramiento genético que influye en el crecimiento magro de la carne.

 

La conversión alimenticia cada vez se está haciendo más importante con el costo de los insumos. Por ejemplo, si comparamos cifras obtenidas en 1972, donde para lograr 100 Kg. de peso vivo se necesitaba 380 Kg. de alimento, es decir una conversión de 3.8. Si comparamos aquellas cifras, con las obtenidas en 2007, donde con 325 Kg. de alimento se logró 125 Kg. de peso vivo, una conversión de 2.6, ello quiere decir que se ganó un 32% de mejora en la conversión alimenticia.

 

La siguiente gráfica (Gráfica 1), nos detalla parte de la evolución de los objetivos de selección y como éstos han ido cubriendo otros aspectos productivos, para cada vez obtener mejores resultados.

 

 

 

Hoy con menos cantidad de alimento se pueden obtener animales más pesados y mejor constituidos, logrando una mejor conversión alimenticia. Todas las casas genéticas están trabajando con los objetivos de selección que están contemplados a su vez en los programas genéticos desarrollados.

 

Podemos ver claramente como las gráficas muestran los objetivos de selección, inicialmente en este periodo podemos ver objetivos bastante sencillos y al final las gráficas nos demuestran que se han hecho más complejos gracias a un mayor número de herramientas.

 

 

 

¿Cuánto demanda el costo genético?

La siguiente información se ha recopilado a nivel de Latinoamérica según costos de producción. No causa sorpresa que el mayor costo sea el costo de alimento; si observamos cuál es el costo genético, este será con seguridad el menor costo, pero en conclusión este pequeño costo tiene muchísimo valor, pues será la genética la que determine el éxito final de la producción.

 

Elementos de un programa de reemplazos.

Este puede dividirse en dos grandes áreas: la línea materna y la línea terminal, que es el reemplazo de los machos. (Gráfica 2)

 

 

Una pirámide genética generalmente se compone desde la cúspide de un núcleo genético. Es ahí donde se realiza el mejoramiento genético, luego el núcleo de producción en donde se están multiplicando las líneas puras y terminales, sigue un núcleo hija que es en donde se producen las abuelas, la multiplicadora donde se producen las cerdas comerciales que adquieren nuestros clientes, y finalmente la base son los cerdos que se distribuirán para abasto. En este proceso la mejora genética ha sido la cúspide de la pirámide.

 

Programa de reemplazos de la línea materna.

 

Existen algunas características que se han ido mejorando a través del tiempo, entre ellas:

• Nacidos totales

• Nacidos muertos

• Peso al nacimiento

• Sobrevivencia pre destete

• Peso de camada a destete

• Mortalidad de hembras

• Estructura

• Tetas

• Características de crecimiento y finalización.

 

 

Parte de la línea materna está enfocada en las características del cerdo para abasto, éste debe ser de rápido y de eficiente crecimiento en todos los ambientes.

 

Otra característica se encuentra en la maximización de los kilogramos vendidos por hembra instalada. Por otra parte porcentaje, la variación de peso a la venta de los animales debe ser mínima para que hayan grupos homogéneos. Con la minimización de la variación del peso en el grupo se podrá obtener en el mercado un mayor valor de venta.

 

Acerca del remplazo en un hato de hembras. El presente cuadro (Cuadro 1) muestra la estructura ideal de lo que se busca, dado que en un grupo de primerizas va a ser el grupo mayor y la distribución mostrada es la ideal, buscando siempre un porcentaje bajo que este entre los partos 6 y 7, esto es importante porque muestran los objetivos de lo que se intenta alcanzar.

 

 

 

Los resultados que se esperan alcanzar en los próximos años definen a una cerda con una vida productiva mayor. En ese sentido en el 2016 se espera que la hembra primeriza dure eficientemente durante su vida productiva en el hato. Las características que se presentarán al llegar a esta eficiencia sería: que del total de hembras que entran en producción, al parto 1 este todavía el 95%, al tercer parto este todavía un 75% y al 6 parto este todavía un 50%. La mortalidad a un año, se busca que este en menos del 5%, ello bajo condiciones de desafío de enfermedades, y también se busca que la caída a segundo parto pueda ausentarse.

 

La selección de la hembra de reemplazo empieza desde que nace. Donde se producen los futuros reemplazos se busca que los animales tengan al nacimiento por lo menos 900 gr. y 5 kilos al destete. Y que, obviamente, no haya defectos al nacimiento. Desde un inicio esa hembrita que nace debe tener característica de reemplazo, se debe cuidar mucho su integridad física para evitar efectos dañinos a futuro.

 

 

Manejo de la Primeriza

En este campo, se ha realizado un programa denominado 2.0, dentro de este programa se encuentra la elegibilidad de las primerizas, en este campo se consideran las características que siempre se deben considerar para elegir a las primerizas. Un punto importante en el manejo de las primerizas, es el darle el alimento a libre acceso. Lo que se busca en la hembra, desde que nace hasta que cubre, es que se alimente al libitum. Esto es muy importante, aunque en ocasiones se dificulta debido a las instalaciones con las que contamos. El peso corporal debe ser de 135 a 145 kilos en las primerizas. La ganancia diaria de peso es importante y se busca una ganancia de 610 a 750 gr. por día en las hembras primerizas cuando se van a seleccionar.

 

Otro punto importante en el manejo de las primerizas es que el nivel de inmunidad debe estar totalmente bajo nuestro cuidado, se debe evitar cualquier situación de estrés que pueda interrumpir el consumo de alimento. Tres semanas antes deben estar consumiendo normalmente, también en este periodo se debe evitar cualquier procedimiento sanitario o vacunal. Gran parte de la producción de la hembra se decide en el desempeño del primer parto.

 

 

Implementación de programas de cruzamiento para líneas maternas

Al revisar la implementación de programas de cruzamiento en líneas maternas, nos daremos cuenta que este tópico ha cambiado a través del tiempo, de manera similar a la pirámide mostrada líneas arriba. Ello demuestra en qué etapa de esta pirámide ha cambiado. Podemos ver, entonces, que muchos clientes tienen abuelas y hasta bisabuelas, parte del programa genético que se está desarrollando ya se ha realizado por parte de los clientes en el núcleo interno. Utilizando, bisabuelas y abuelas y planteando otras alternativas de contingencia.

 

En este campo es oportuno mencionar el denominado programa rotacional. En México la situación sanitaria ha sido complicada en los últimos años, ello ha ocasionado que muchos productores se han cerrado a la introducción de animales en pie de cría. Utilizaron, como una alternativa genética materna para poder realizar los reemplazos pero sin introducir ningún animal vivo. Las dos líneas base que tenemos, básicamente consisten en utilizar una hembra base que se utilizaría inicialmente como abuela.

 

La denominación de hembra abuela o bisabuela mucho depende del nivel de cruzamiento en que intervengan. Esta hembra base se estaría cruzando con un semental línea tres, después de once meses su progenie que es mitad línea tres se cruzan con la línea dos, en la fase dos las hijas de línea dos se cruzan con línea tres y en la fase tres éstas hijas de línea tres se cruza con el línea dos y asi sucesivamente en cada generación se va cambiando el semental materno. Con este programa ya en equilibrio, a partir de la quinta generación se tendrá un 66% de una genética y 33 % de la otra y cambiará las proporciones por genética en cada generación.

 

 

 

 

La finalidad era conseguir una combinación lo más balanceadamente posible l entre la línea 2 y línea 3. Este fue un programa genético que funcionó y aún se sigue utilizando, aunque es importante recalcar que es una hembra alternativa que no tiene el mismo potencial genético que las hembras comerciales Camborough o Camborough 29.

 

Acerca del manejo genético de las hembras puras, en este caso una de las hembras puras es la línea tres. El manejo de las líneas puras es importante porque permite el manejo de un índice genético, que a su vez es importante porque gracias a él podremos reflejar el potencial económico de ese animal considerando su valor genético. La siguiente es una gráfica donde se observa (Grafica 3) 2130 hembras puras de la línea tres y se analizaron 5960 partos a lo largo de un periodo de tiempo establecido (2 años), se obtuvo que las hembra al parir que tenían mejor índice genético, tenían un mejor desempeño en prolijidad.

 

 

 

 

Las diferentes paridades que corresponden a este rango de índice y el promedio de todos los partos confirman que la relación fue directamente proporcional al nivel de índice de la hembra al parto. Cuando se manejan índices genéticos se requiere de una herramienta y esa es el Pic Traq. Esta herramienta es un programa genético usado para núcleos de producción, núcleos genéticos y enfocado a líneas puras. se puede ingresar a este programa vía internet y mediante ello hacer una valoración a partir del índice genético, este programa se nutre de una base de datos muy amplia de registros de animales (unos 20 millones de registros) en donde se obtiene información de pedigrí, de desempeño a nivel de granjas y núcleo de producción y desempeño a nivel de genómica y a nivel de canales.

 

Para llevar el control de las líneas puras se necesita la generación de reportes, mediante ello obtendremos reportes en donde podremos observar la tendencia genética de los sementales usados en cruces puros, la tendencia genética de las primerizas ingresadas al sistema en cruce puro y el promedio del hato.

 

Además, se puede verificar el nivel e índice con respecto al núcleo de producción comparado al de otras granjas, ver el nivel de índice que se ha estado utilizando en las cruzas de línea pura con respecto al semental, ver el nivel de índices de las hembras utilizadas para la cruza pura, observar el nivel de índices de los reemplazos que están ingresando al hato y se van a utilizar para cruzas puras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *