5 de octubre de 2014 12:22 PM
Imprimir

Ni la soja será negocio ! ! !

Un trabajo técnico del Movimiento CREA combinó los devaluados precios de la oleaginosa y los crecientes costos internos para producirla. El resultado es alarmante: al valor actual del poroto, el cultivo sólo sería rentable alrededor del puerto de Rosario.

Los resultados económicos proyectados para la soja de la campaña 2014/15 no son alentadores. Una combinación de factores, como la caída de precios internacionales, el aumento de costos de producción en quintales y los derechos de exportación vigentes provocan que el cultivo de soja sólo sea rentable en algunos departamentos del sur de Santa Fe cercanos a Rosario, según cálculos desarrollados por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA).

 

La información se dio a conocer esta semana en un comunicado conjunto con Acsoja (Asociación de la Cadena de la Soja Argentina) y Aapresid (Asociación de Productores en Siembra Directa). Allí se advierte, además, que “muchos productores, que habían descartado al maíz por su magra o nula rentabilidad y tenían esperanzas en la soja, se encuentran muy preocupados con esta última alternativa también”.

 

El documento cuenta con un mapa en el que se muestran los rendimientos faltantes para cubrir los costos del cultivo en la campaña 2014/15, con relación al promedio histórico en todas las zonas agrícolas del país. De allí se desprende, por ejemplo, que en Salta haría falta un rinde 70% superior al histórico para cubrir los costos de la soja en la presente campaña. En el cálculo se incluyen desembolsos por implantación, protección de cultivos, cosecha y retribución por el uso de la tierra equivalente a un alquiler de mercado. Sin embargo, la estimación no contempla el impacto de las malezas resistentes a distintos principios activos de herbicidas, que aumentan los costos de protección en 32 dólares por hectárea como promedio en el movimiento CREA.

 

A su vez, otro cuadro muestra la variación de resultados que podrían obtenerse si los productores recibieran mayor valor por la soja. Así, con un aumento del 10% en el precio percibido, el resultado económico se tornaría positivo en 3 de las 17 zonas CREA consideradas. Con 20 por ciento de aumento, en 9 de las 17 zonas se obtendrían utilidades. En cuanto a la provincia de Santa Fe, según la tabla (ver Resultado económico…) en el sur provincial con una mejora de 5% en precio del grano los planteos se tornan rentables. Sin embargo, en el centro santafesino el precio necesita mejorar al menos 10%; mientras que en el norte la situación es de quebranto aún con una suba de 25%.

 

Con esta ecuación, las tres entidades afirman que “la caída de precios y los altos costos perjudicarán a todos los eslabones de la cadena sojera si no se modifica alguna variable de la ecuación de ingresos y costos que exhibe la oleaginosa en la actualidad”.

 

También consideraron que estos resultados negativos se evitarían si se redujera la elevada presión impositiva que se ejerce sobre el cultivo. “En una campaña agrícola condicionada en mayor medida que lo habitual por serias limitantes climáticas y de mercado internacional, esta medida sería particularmente efectiva”, aseguraron.

 

En el centro santafesino el precio necesita mejorar al menos 10%; mientras que en el norte la situación es de quebranto aún con una suba de 25%.

 

El dato

En picada

Según la revista especializada Márgenes Agropecuarios, La importante caída en los precios de Chicago pega de lleno en las proyecciones de resultados a cosecha. Las zonas más alejadas de los puertos son las más afectadas debido a la elevada incidencia que tiene el flete de los granos en los costos comerciales.

La magnitud de la baja en los precios a cosecha, comparada con los precios en el MATBA al 5/6/14, es muy importante. El precio del trigo enero/15 cayó 57 US$/tn (-27%), el de la soja mayo/15 bajó también 57 US$/tn (-19%). El maíz en tanto bajó 45 US$/tn (-28%).

 

 

Diagnóstico oficial

Según el INTA Pergamino “para cubrir los costos (directos y de estructura) son necesarios rindes de 30 quintales por hectárea de soja en campo propio”. Teniendo en cuenta que el rinde nacional en soja es de 27 quintales no parece un dato preocupante.

Sin embargo, cerca del 70% de la soja se produce bajo arrendamiento. En estos casos necesitarán llegar a 39 quintales solamente para salir hechos en la zona núcleo, donde los suelos tiene capacidad para altos rindes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *