7 de octubre de 2014 13:46 PM
Imprimir

La soja pasa a ser un tema de kilos y no de precios

CompartiremailFacebookTwitterLa forma de salir adelante de ésta situación radica en aumentar los kilos, por ello se mantendrá el área de producción; en el este necesitan estabilizar los rendimientos, dijo Luis Jaume. Para el técnico agropecuario Luis Jaume, la baja de valores de la soja no solo impactó en la región (Argentina, Brasil y Uruguay), sino […]

La forma de salir adelante de ésta situación radica en aumentar los kilos, por ello se mantendrá el área de producción; en el este necesitan estabilizar los rendimientos, dijo Luis Jaume.

Para el técnico agropecuario Luis Jaume, la baja de valores de la soja no solo impactó en la región (Argentina, Brasil y Uruguay), sino que en Estados Unidos también. La diferencia, es que “están compensando con kilos” dijo. 

Jaume, al igual que la inmensa mayoría de los actores vinculados a la soja, manifestó que “al precio de hoy, la inmensa mayoría del negocio no es rentable”. En este momento el mercado no está encontrando piso y por lo tanto para no registrar pérdidas, el productor debería ser propietario de las tierras y las maquinarias, algo que no pasan en todos los casos. En la zona este la mayoría de las tierras son trabajadas por sus propios propietarios, que a su vez, tienen la maquinaria.

 

 

TEMA DE KILOS Y NO DE PRECIO.

Según el técnico, la forma de salir adelante de ésta situación radica en aumentar los kilos, por ello, cree que se mantendrá el área de producción. Explicó que en el este, zona en la que trabaja, necesitan estabilizar los rendimientos.

Dijo que la soja, con este sistema de producción, nació en el litoral hace diez años, lo que dio mucho tiempo para experimentar y equivocarse para encontrar el rumbo. Algo parecido para en el centro del país, donde ya hace cinco años que explotó. Sin embargo en el este, el cultivo tiene apenas dos años, y en el último año no acompañó en rendimientos. Es así, dijo, que sin importar el precio de la soja, en el este no va a cerrar los precios porque “no hemos tenido tiempo para estabilizar los rendimientos”.

“Para mí se va a mantener el área” subrayó, producto que la caída del precio ocurrió en los últimos setenta días por lo cual “no ha dado tiempo para reacomodarse”. Además dijo que en éste momento los productores están mentalizados en el arroz y que aquellos que generaron compromisos de rentas o áreas programadas, deberán plantar igual.

Para Jaume es difícil que se acomode a corto plazo el valor de la soja, porque Argentina y Brasil están sembrando a buen ritmo y, con China como único mercado demandante, va a haber un excedente de producción. Solo queda “producir, producir y producir” y observar si el mercado en febrero o marzo puede absorber toda la producción. Explicó que no podemos incidir en el mercado, pero si en la producción.

Sin embargo aclaró que la soja no desaparecerá en el este, porque aunque el negocio ganadero es atractivo, el cultivo no deja de ser un viabilizador para la reducción de costos de la ganadería y arroz. 

Como expresó Jaume anteriormente, el hecho que los propietarios de las tierras sean quienes cultiva, no se producen mayores problemas de financiamiento. Por otra parte, el dólar no impacta fuertemente, salvo en fletes y servicios, “tanto las rentas, insumos y contratas, son todos en dólares (…) entonces no tiene una incidencia tan grande” dijo. 

Respecto a los servicios, explicó que tampoco han tenido tiempo de acomodarse y no sabe hasta qué punto pueden hacerlo. En cuanto a los fertilizantes y semillas, cree que bajaran, pero a esta altura es en vano, porque ya están todos adquiridos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *