21 de agosto de 2011 11:38 AM
Imprimir

Trabajan en una nueva carta de suelos agrícolas

URUGUAY : No se tocarán los grupos de suelos ni los índices Coneat.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca ya está trabajando en la creación de un nuevo mapa de suelos que contemple la expansión agrícola del país.

Uruguay tiene un mapa de suelos a escala 1/1.000.000 y una cartografía Coneat (mide el índice de productividad del suelo) que se hizo en la década del `60, en función de áreas que se agrupaban porque tienen la misma productividad en carne y lana. “Hay grupos Coneat que son homogéneos, como los agrícolas y hay otros que son bastante heterogéneos, porque en su momento la cartografía de los años `60 se hizo con fines impositivos, ni siquiera con fines de uso de suelo”, adelantó a El País la directora de Recursos Naturales Renovables (Renare), Mariana Hill.

Según dijo la jerarca, “habrá una serie nueva de suelos que estará asociada a un determinado grupo Coneat”, pero advirtió que “no se van a tocar ni los grupos, ni los índices Coneat”.

“Se va a hacer una cartografía nueva que pretende tener mayores detalles y adaptarse a los nuevos tiempos”, agregó.

El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre impulsa la idea de cuidar el recurso suelo de cara a la nueva expansión agrícola -los granos pasaron a sustituir a la carne y son el principal motor de crecimiento de la agropecuaria- y una de las herramientas para controlar el buen uso de los recursos naturales son los Planes de Uso y Manejo del Suelo.

“La cartografía que existe es insuficiente para la elaboración de los planes de uso. Lo que se está haciendo, a la vez que se va poniendo en órbita, es ir elaborando una cartografía que sea una herramienta para la elaboración de esos planes. Pensamos hacer esa cartografía en estos cuatro años y ya se comenzó con la zona Este y con una parte de la zona Oeste”, dijo la directora del Renare.

SIN RECATEGORIZACIÓN. Hill aclaró que la nueva cartografía “no implica una recategorización de los suelos. Las recategorizaciones o las impugnaciones del Índice Coneat, siempre existieron. Varios predios del Norte que tienen áreas que podrían estarse considerando de prioridad forestal, presentaron la posibilidad de que se recategoricen esas áreas y se estudió el pedido”. Por otra parte, la Renare piensa tener listo para octubre próximo el nuevo instructivo sobre suelos y “la primer franja obligatoria, que incluirá empresas agrícolas grandes para abarcar mayor área”, añadió Hill.

El plan de uso y manejo del suelo no va a estar sujeto a aprobación, como es el caso de los planes de riego; el plan de uso y manejo se va a presentar como una declaración jurada y el Ministerio de Ganadería, tendrá el rol de validarlo siempre y cuando esté firmado por un agrónomo. Por eso se busca un mayor compromiso de la profesión y la colegiación.   El País

Fuente:

Publicidad