7 de octubre de 2014 18:21 PM
Imprimir

Rabobank pronostica un reajuste de la oferta mundial de carne de vacuno

En su informe trimestral sobre la evolución del comercio de carne de vacuno, Rabobank estima que la oferta mundial de carne de vacuno está en una fase de ajuste. Según estima, los principales productores a nivel mundial están viviendo una escasez de ganado para sacrificio lo que implicaría que para 2014 y 2015 el mercado se reajustará.

Además, en opinión de Rabobank el veto ruso a la entrada de carne de vacuno procedente de EE.UU. y la UE no tendrá un gran impacto en el mercado de este tipo de carne y el mayor beneficiado será Brasil. Esto se debería a las múltiples dificultades que ya tenían los exportadores de EE.UU., UE y Australia de forma previa al veto ruso para exportar a este mercado.

Para Angus Gidley-Baird, consultor de Rabobank, la principal noticia es que no se está desacelerando el mercado de carne de vacuno y la demanda está empujando hacia arriba los precios, en algunos casos en sus niveles más altos.

Por países, en EE.UU. se espera que se mantenga la volatilidad ya que los precios del ganado están muy altos y la demanda de los consumidores sigue firme. Brasil se espera que sea el gran beneficiado del veto ruso, como hemos comentado anteriormente, y comenzará a exportar fuertemente a China en los próximos 6 meses. Al igual que en el caso de EE.UU. el precio del ganado, ante la demanda para las exportaciones, se mantendrá alto. Algo similar está ocurriendo con Nueva Zelanda, con fuertes exportaciones hacia EE.UU.

En el caso de China se espera que en 2014 las importaciones de carne de vacuno no alcancen a ser tan altas como las de 2013 pero si que se fortalecerán hasta finales de este año.

Respecto a Argentina, las previsiones de Rabobank apuntan a que la producción de carne pueda incrementarse, ante un mejor tiempo en el campo para la cría ganadera pero sin embargo las exportaciones se mantendrán en niveles históricamente bajos.

Otro mercado latinoamericano como es el caso de México vería incrementada la producción cárnica a finales de este año en un 0,9%, caracterizándose 2014 por la escasez de ganado para el sacrificio.

Por último, el mercado de la Unión Europea se mantendrá bajo presión y podría llegar a estabilizarse, con incrementos de precios estacionales que podrían no llevar a precios de la carne más altos ante el cambio de la demanda hacia otros tipos de carne más baratos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *