10 de octubre de 2014 11:25 AM
Imprimir

La CE estima que el consumo de carne crecerá en la UE en 2014 y 2015

El consumo per cápita alcanzará los 65,5 kg/persona/año

Según el informe de previsiones a corto plazo que realiza la Comisión Europea, siguiendo los datos obtenidos desde Eurostat, el consumo de carne dentro de la Unión Europea se verá incrementado en 2014 y 2015, pasando de los 41,07 millones de t en 2013 a 41,88 millones de t en 2015. El consumo per capita también crecerá desde 64,5 kg/persona/año a 65,5 kg/persona/año.

La producción cárnica total estará en 2014 en torno a los 43,90 millones de t, un 0,6% más, mientras que en 2015 se espera que alcance los 44,36 millones de t.

En porcino, se espera que la producción europea se vea reducida en un 0,5% durante 2014 y alcance los 22,27 millones de t. Para 2015 se apunta una subida del 0,8% hasta los 22,44 millones de t. El veto ruso de comienzos de año por la peste porcina africana detectada en los países bálticos ha frenado el interés de la indsutria y muchos de los principales países productores, caso de Alemania o Dinamarca, han reducido en un 2 y un 1% respectivamente los sacrificios. La evolución de los precios, debido al cierre del mercado ruso, ha hecho que la tendencia estacional al alza del otoño se vea truncada este año, como puede verse en la imagen donde se muestra la evolución del precio medio de las canales de porcino (100 kg/ clase U).

 

Evolución precios ganado porcino

Las exportaciones cárnicas para 2014 se situarán en 2,03 millones de t, debido como hemos dicho anteriormente al veto ruso y al redireccionamiento de las exportaciones hacia otros mercados. La situación se espera que en 2015 se mantenga estable.

En vacuno, la producción de carne crecerá en 2014 y se situaría en 7,63 millones de t. Las previsiones para 2015 también son positivas ya que se espera alcanzar los 7,83 millones de t. La Comisión espera que el incremento en la producción sea mayor dentro de aquellos Estados miembro de la UE después de 2004 (+7,6%), con Polonia como gran protagonista con una subida en el sacrificio de vacuno del 17% durante los siete primeros meses de 2014, frente a la UE-15 (+0,8%).

Hasta julio de 2014 las exportaciones de este tipo de carne se habían incrementado en más de un 30% sobre todo por la subida de la demanda de Rusia (70%). Pero tras el veto ruso las previsiones de la CE apuntan a que el ritmo de las exportaciones solo suba un 8% en 2014 y se mantengan estables para 2014.

En lo referente a las importaciones, se estima que la UE comprará unas 6.000 t más de carne de vacuno. Argentina y Uruguay perderían relevancia en el mercado europeo debido a la fuerte demanda en sus mercados internos: en los primeros 7 meses de 2014 han rebajado sus exportaciones al mercado europeo en un 14% para Argentina y un 10% para Uruguay. Brasil es actualmente el principal exportador a la UE, pero también al mercado ruso, dispuesto a pagar altos precios.

La producción de carne de aves, una de las más demandadas en la UE, se estima que crecerá en 2014 en casi un 2% en 2014 y algo menos, un 0,7%, durante 2015. La mayoría de la producción se centra en países como Alemania, España, Países Bajos y Polonia que tendrán producciones mayores mientras que otros países como Italia y Francia no alcanzarán los niveles de años anteriores.

Por último, las previsiones a corto plazo para la carne de ovino estiman que en 2014 crezca en apenas un 0,3% hasta las 947.000 t y alcance las 950.000 t en 2015. Los problemas de lengua azul vividos en Italia han hecho que este país reduzca el sacrificio de ovino en un10% en 2014. Otros países como Reino Unido e Irlanda si que verán incrementada su producción pero esto no ocurrirá en Grecia, Francia o España.

Las estimaciones de la Comisión apuntan a una reducción del 2,6% en las importaciones de carne de ovino durante 2014 debido a la falta de disponibilidad de este tipo de carne en Nueva Zelanda, el principal exportador hacia la UE, que está también vendiendo en China a precios más altos. Australia y Argentina serán los países que cubran el hueco dejado.

A destacar también la tendencia a la baja en el consumo de carne de ovino en toda la UE ya que desde 2010 a 2014 se ha pasado de 1,17 millones de t a 1,06 millones según las estimaciones de la Comisión.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *