14 de octubre de 2014 11:30 AM
Imprimir

El Estado se queda con el 82% de la renta

Representa un incremento sustancial desde el 73,9% correspondiente a junio, la última medición del Índice FADA. La principal razón es la caída de precios de los granos. La recaudación por retenciones cayó más que las exportaciones.

Distribucion de la renta agricola.pdf

  El índice es medido como la sumatoria de los principales impuestos provinciales y nacionales, los derechos de exportación y la reducción de precios que generan las intervenciones que afectan a la producción y comercialización agrícola. En la última medición publicada (junio de 2014), informaba que el Estado se quedaba con $73,90 de cada $100 de renta que generaba una hectárea promedio de Argentina. “Esto se realiza tomando distancias al puerto, rindes y costos medios a nivel nacional y la ponderación de los cuatro principales cultivos del país: soja, maíz, trigo y girasol. Esta fórmula arroja un incremento de la participación del Estado sobre la renta agrícola hasta alcanzar el 81,7% para el mes de septiembre. Esta proporción es la más alta desde diciembre de 2008 y marzo de 2009, cuando confluyeron una importante sequía en Argentina y una reducción de los precios internacionales de los commodities”, destaca el informe.

 

Según la fundación, la principal razón de este aumento es la caída de precios que han sufrido los principales productos agrícolas del país, que ha generado que el valor de la producción y, por tanto, la renta agrícola se reduzca. “Esta reducción del denominador del Índice, junto a la rigidez a la baja de la estructura impositiva, genera el incremento de la participación del Estado”.

 

Poner para trabajar

El informe desnuda una realidad aún peor: “Para el caso del trigo es del 99% y para el maíz es del 118%, la interpretación didáctica es que el productor promedio que cultive maíz en la próxima campaña deberá sacar dinero de su bolsillo para pagar los impuestos”. En el maíz en particular, pero también se aplica al trigo, se observa una caída crónica de la rentabilidad durante los últimos 8 años. Sin embargo, la caída de prácticamente el 27% de su precio en dólares más un costo de intervención del mercado del 9%, proyectan un margen negativo que gran parte de los productores no podrán afrontar, lo que se traduce en una caída del área a sembrar con este cultivo. Las estimaciones más moderadas hablan de una caída del 20% en el área para la campaña que se avecina.

 

Tomando en cuenta estas estimaciones y la importancia del maíz en la rotación de cultivos y en la generación de empleo es que desde FADA se está impulsando un proyecto de ley que contempla toda la cadena del maíz e incluye medidas como la eliminación de los derechos de exportación y los Registros de Operaciones de Exportación a todos sus derivados, a todos los productos cárnicos y a todos los productos lácteos, entre otras disposiciones para su industrialización. Se espera este proyecto siga los pasos del proyecto de ley sobre trigo que estuvo acompañado por la firma de más de una docena de diputados de 7 distritos diferentes y 4 bloques políticos distintos.

 

Cae recaudación por retenciones

Según informó la Bolsa de Comercio de Santa Fe, en 2013, las exportaciones del país sumaron U$S 76.633 millones; monto 5,30% inferior a las ventas al exterior de 2012, que totalizaron U$S 80.923. Sin embargo, la caída de los derechos de exportación fue mayor: 9,54% (de $ 61.315 a $ 55.465 millones).

 

El Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe realizó un estudio sobre el desenvolvimiento de las exportaciones de 2013 por región en el país y el comportamiento de éstas en la Región Centro y en la provincia de Santa Fe.

 

En el caso de la Región Centro, las exportaciones de 2013 fueron por U$S 28.660 millones, cifra que implica una disminución del 1,14% respecto del año anterior (U$S 28.990 millones). En tanto, las retenciones se incrementaron un 9,56%. Las exportaciones con origen en Santa Fe, entre el 2013 y 2012, cayeron un 6,54%, de U$S 16.911 millones FOB a U$S 15.809 millones FOB.

 

Entre los productos que registraron una mayor disminución figuran el aceite de soja por U$S 2.312 millones, 12% menos que el año anterior; residuos y desperdicios de las industrias alimentarias y alimentos preparados para animales, por US$ 6.442 millones, 2% menos y los aceites de girasol con U$S 129 millones, valor que representa 29% menos que el año anterior.

 

Sin embargo, considerado en moneda nacional, los derechos de exportación no siguieron la misma tendencia sino que aumentaron 10,59% respecto del año anterior (de $ 13.701 millones a $ 15.151 millones). Esto se debió a que la depreciación del peso fue del 32,40% y compensó la baja registrada en términos de dólares.

 

En el 2013, la provincia de Santa Fe fue la que más aportó al erario nacional en concepto de derechos de exportación con un 27,32% del total, seguida por la provincia de Buenos Aires que contribuyó con el 23,20%. Esto se debe al tipo de productos que coloca Santa Fe en los mercados internacionales, que en su mayoría están gravados con altas alícuotas por retenciones.

 

En el 2013, la provincia de Santa Fe fue la que más aportó al erario nacional en concepto de derechos de exportación con un 27,32% del total.

 

 

El dato

Replanteos profundos

Más allá de los resultados en trigo y maíz, lo que entra en juego es la producción agrícola en sí misma, “la sustentabilidad del sistema, la reposición de nutrientes y la cantidad de tecnología que se utiliza, ya que un resultado de 0,3% para una hectárea promedio sembrada proporcionalmente con los cuatro principales cultivos, es un número que no permite seguir produciendo como se hace en la actualidad”. Esto se traduce en el corto plazo, en menores rindes, menor producción, menor ingreso de divisas, menos empleo y menos desarrollo en todo el país. “Ante un nuevo contexto internacional, el país se debe un debate sobre la conveniencia de mantener medidas distorsivas como los derechos de exportación y los obstáculos a la comercialización externa” dicen de FADA.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *