15 de octubre de 2014 15:06 PM
Imprimir

La soja sigue dando frutos pero no es eterna

CompartiremailFacebookTwitterPobre De la Rúa…, la soja está 120 dólares la tonelada. ¿Se imaginan lo que sería este país si la soja valiera 180 dólares la tonelada?”. La frase pertenece a Carlos Reutemann y es del año 2000. Se la dijo a la prensa en la Casa Blanca mientras Fernando De la Rúa matenía una audiencia […]

Pobre De la Rúa…, la soja está 120 dólares la tonelada. ¿Se imaginan lo que sería este país si la soja valiera 180 dólares la tonelada?”. La frase pertenece a Carlos Reutemann y es del año 2000. Se la dijo a la prensa en la Casa Blanca mientras Fernando De la Rúa matenía una audiencia oficial con Bill Clinton. Lole sabía de política pero, por chacarero, también sabía de soja. Y de la bendición que el yuyo denostado por Cristina Kirchner representó para la última década de la Argentina, lapso en el que llegó a valer más de 600 dólares la tonelada y que ayer cerró al todavía expectable valor de 354.

Si hay una buena noticia en este tiempo de recesión y vacas flacas es que la soja subió un 5% en Chicago durante los dos últimos días. Y que la cosecha del año próximo se está estimando en 20 millones de hectáreas, un record para los productores agropecuarios que la siguen prefiriendo frente al maíz.

Es hora de encontrar una vía de ingresos alternativa al yuyo despreciado. El Gobierno continúa obsesionado con los dólares de los exportadores de granos y el futuro se sigue llamando soja, al menos hasta que el promocionado shale gas de Vaca Muerta deje de ser una enorme promesa para convertirse en realidad.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *