15 de octubre de 2014 15:28 PM
Imprimir

Recta final y riesgosa para el trigo regional

CompartiremailFacebookTwitterLa producción en el Mercosur será inferior a la esperada. El clima afectó negativamente sobre el potencial de rendimiento y de calidad. Estados Unidos seguirá como un fuerte proveedor de trigo en el mercado brasileño. Mientras en el mundo sobra oferta aunque no calidad, el mercado regional del trigo enfrenta semanas claves aunque está descontando […]

La producción en el Mercosur será inferior a la esperada. El clima afectó negativamente sobre el potencial de rendimiento y de calidad. Estados Unidos seguirá como un fuerte proveedor de trigo en el mercado brasileño.

Mientras en el mundo sobra oferta aunque no calidad, el mercado regional del trigo enfrenta semanas claves aunque está descontando que el superávit en el Mercosur será inferior al esperado. Y en ese contexto los exportadores estadounidenses tienen mucho para ganar.

Al comienzo de la zafra 2014/2015 todo apuntaba a una fuerte expansión de la demanda. En Brasil se apuntaba a un incremento de más de 2 millones de toneladas en la producción gracias al crecimiento del área y a un rendimiento normal luego que las heladas afectaran severamente la producción en Paraná. El jueves 9 la Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil mantuvo casi sin cambios su proyección sobre la producción triguera sobre 7,67 millones de toneladas. Sin embargo, hay dudas sobre la productividad y, especialmente sobre la calidad. En Paraná venía muy bien la cosecha hasta que se alcanzó el 40%-45% del área. Luego se dieron intensas lluvias que encendieron luces amarillas sobre la calidad del resto de la superficie a recolectar. En Rio Grande las condiciones de siembra y de desarrollo de los cultivos no fue la mejor y es fuerte la incidencia de fusarium, roya y brusone.

Paraguay aumentó el área y tendrá una producción de casi el doble que el año pasado cuando las heladas castigaron fuertemente a la producción. Sin embargo, al igual que en Paraná, un prolongado período de lluvias castigó la cosecha y ahora el saldo exportable seguramente será menor.

Argentina tenía todo para una fuerte recuperación de la producción luego de llegar a mínimas en un siglo en las zafras pasadas que pusieron al ex granero del mundo contra las cuerdas. Se comenzaron con proyecciones entre 12,5 millones y 13,5 millones de toneladas y ya hay operadores que manejan un total sobre 10 millones. En el núcleo triguero del sureste de Buenos Aires las inundaciones limitaron el área a sembrar y causaron pérdidas de superficie ya implantada. Nuevamente podrá ser buena la producción en provincias como Córdoba y Santa Fe mientras la falta de lluvias castigó nuevamente a las provincias del Norte.

La oferta triguera en Uruguay será limitada aunque queda un remanente importante sin vender de la zafra anterior. El área a cosechar será inferior a las 300.000 hectáreas con una superficie que será la menor desde la campaña 2007/2008. Las dificultades para la siembra y condiciones climáticas no muy favorables llevarían a rendimientos regulares mientras es alto el riesgo por problemas sanitarios y de calidad.

En ese contexto es que se desarrollará el mercado desde la cosecha hasta los primeros meses de 2015. Brasil ha seguido importando trigo de Estados Unidos a pesar que se reinstaló a mediados de agosto la tasa de 10% del Arancel Externo Común. Los molinos brasileños le tomaron el gusto al trigo estadounidense y seguirán insistiendo para tener un buen acceso desde ese origen. En Argentina queda al menos 1 millón de toneladas que podría exportar de la zafra anterior sin arriesgar la disponibilidad interno pero no se han dado señales concretas. Uruguay tiene stocks por medio millón de toneladas. Le ha vendido a Brasil pero a un fuerte descuento respecto al trigo estadounidense.

Si se confirman los problemas de calidad en Brasil y en el resto de los países tendremos nuevamente una fuerte corriente importadora por trigo estadounidense. Argentina seguirá dando señales a destiempo y equivocadas. En Uruguay está en el debe repensar su estrategia sobre el trigo pensando en ser un proveedor confiable y seguro para Brasil.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *