17 de octubre de 2014 17:24 PM
Imprimir

El campo habla . . .

CompartiremailFacebookTwitter… que, a pesar de haber sido una semana corta, hubo cantidad de hechos políticos, sociales, climáticos y de mercado que alteraron el ya conmocionado ambiente del país, desde la Suprema Corte hasta la aparentemente imparable caída de la renta agrícola -previsible-, pero que ahora se manifiesta en toda su amplitud, como lo hicieron ver […]

… que, a pesar de haber sido una semana corta, hubo cantidad de hechos políticos, sociales, climáticos y de mercado que alteraron el ya conmocionado ambiente del país, desde la Suprema Corte hasta la aparentemente imparable caída de la renta agrícola -previsible-, pero que ahora se manifiesta en toda su amplitud, como lo hicieron ver los representantes de las provincias del NOA, reunidos esta semana por la Mesa de Enlace, y ante la presencia de dos de sus presidentes: Rubén Ferrero (dueño de casa) y Luis Miguel Etchevehere de la Rural. De la Federación Agraria no hubo nadie, complicados como están con la nueva asamblea que tienen que hacer para sucederlo, finalmente, a Eduardo Buzzi, aunque algunos también sostienen que los ánimos no están muy calmos en la Mesa de Enlace debido a declaraciones y decisiones unipersonales que estuvo tomando el federado, y que no cayeron nada bien entre los restantes. De todos modos, para los productores, lo importante es que se concluyó que hoy ninguno de los cultivos del NOA, donde se siembran más de 3 millones de hectáreas (60% de soja y 30% de maíz), resulta rentable. Como ejemplo, destacaron que el maíz, por el que están cobrando $ 900-$ 1.000 por tonelada, tiene más de $ 530 de flete a puerto…

 

… que, debido a eso, los dirigentes pidieron la inmediata eliminación de las retenciones, la apertura urgente de los mercados, y medidas para disminuir ya el costo de los fletes, entre otras. “Los campos se ven verdes, pero es por las malezas”, destacaron. Por otra parte, indicaron el fuerte componente impositivo de los combustibles y el precio sensiblemente “mayor” que se paga en esas zonas, incluyendo a los productos de YPF; o en las maquinarias agrícolas en las que el componente impuesto se ubica en 40%-45%…Pero la situación no es muy distinta en el resto del país, mientras el clima sigue beneficiando a unos y perjudicando a otros.

De hecho, los calores extremos de los últimos días (rondaron los 46º-48ºC en el norte de Santa Fe, Santiago del estero, Chaco, etc., con lluvias y mangas de granizo en varias regiones, causaron daños de importancia y volvieron a frenar las labores en muchas zonas. Parte esto se analizó tanto en el Congreso de Silo-Bolsa en Mar del Plata (donde se coincidía en que los daños a los “chorizos” constituyen un acción “disuasoria” de algunos, para que los productores venden los granos), como en la presentación que el Consejo Asesor Empresario (CAE) de la Universidad Austral hizo en la sede central del Banco de Galicia. Allí, ante un grupo reducido de empresarios y analistas, presentaron impactantes datos preliminares de la investigación sobre seguridad Alimentaria, y la oferta y demanda de alimentos en Argentina. Tanto el presidente del CAE, David Hughes, como el director, Carlos Steiger, destacaron la trascendencia para el país de este trabajo.

Es que los estudios enfocan tanto la producción, como las exportaciones y el consumo local, pero incluyen la “seguridad y calidad alimentaria” para la demanda interna, especialmente en los grupos más vulnerables estimados en alrededor de 5,5 millones de personas con “algún” déficit, calculándose unos U$S 5.500 millones anuales para suplirlos con una dieta realmente equilibrada. Los especialistas estimaron que solo la pérdida de los mercados externos de carne, trigo y maíz, a causa de las políticas aplicadas, supera holgadamente esa cifra cada año (unos U$S 1.300 millones en carnes, U$S 3.500 millones trigo, y U$S 1.300 por maiz, entre otras pérdidas). También explicaron que una familia tipo requiere mensualmente de $ 6.000 para alcanzar una dieta base balanceada, según esta primera parte del complejo estudio.

 

 
…que, también en el casamiento de Gloria, la hija del escritor Jorge Asis (al mediodía y junto al río); en las ventas de expo nacional de Angus en Azul; en la noche de Gala de Alpi en Alvear, o en la presentación que hicieron los chinos del ICBC en sus tremendas oficinas de Puerto Madero (tienen 40 millones de clientes y 4 millones de PYMES), al auspiciar una misión de empresas agroindustriales a su país, en conjunto con Feriagro, en todos lados la pregunta era la misma: ¿Cuándo se liberan las exportaciones argentinas del campo, y se remueven las restricciones cuantitativas que pesan sobre todos los transables? (y eso sin hablar de las importaciones…).

En todos lados, las caras de preocupación eran indisimulables, así como el malestar de los productores. De ahí que tanto dirigentes como empresarios, estén muy alertas ante un eventual desborde que puede darse por casi cualquier razón a esta altura, ya que el descalce financiero, la falta de fondos, y el crecimiento de las deudas, con caída de los ingresos previstos a causa de los menores precios, hace aumentar la presión, más aún ante la “inexistencia” de las autoridades del sector, tal como destacan cada vez que pueden

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *