21 de octubre de 2014 09:54 AM
Imprimir

Ricardo Reilly Arrarte asumió la presidencia de Asociación Rural

URUGUAY : Mostrándose emocionado, por asumir "la enorme responsabilidad de conducir los destinos de la institución agropecuaria más antigua del país", Ricardo Reilly Arrarte asumió ayer la presidencia de la ARU.

Mencionó que por la misma, “han pasado ilustres dirigentes gremiales, productores ejemplares, pero por sobre todas las cosas, una lista interminable de personas de bien, de trabajo que con su capacidad, su tiempo, dedicación han sabido liderar los procesos de cambio más trascendentes del sector agropecuario a lo largo de la vida del país”.

Reilly Arrarte, que integra la cuarta generación de una familia que ha estado muy vinculada al campo, recordó a su bisabuelo Gonzalo Arrarte Corbo, “hijo de inmigrantes, que supo ser vicepresidente de ARU, acompañando al Dr. Enrique Saavedra, y también presidente de la Federación Rural. Un día se volcó a la actividad agropecuaria con mucho esfuerzo y sacrificio: denominador común de todos los productores rurales del país que sienten y quieren al campo y a la tierra como una forma de vivir la vida”.

Por otra parte mencionó a Hernandarias, que alcanzó los más altos escalones habiendo sido criollo. “Tenía algo bien claro: que no bastaba con alcanzar la cúspide de la pirámide de mando en la cual uno se mueve, sino que una vez arriba había que demostrar en los hechos que uno estaba a la altura de la circunstancia y que tenía el conocimiento de causa de la realidad sobre la que le tocaba actuar”. Y ahí, dijo Reilly Arrarte, estará el principal desafío “de saber leer, interpretar desde adentro, la realidad del sector más dinámico y relevante de la economía nacional como es el sector agropecuario y su entorno socio-económico”.

Recordó que cuando le tocó asumir la presidencia de la Sociedad Criadores de Hereford, un amigo le preguntó por qué se dedicaba a la actividad gremial, honoraria, que quita tanto tiempo a la familia y no supo qué responder. “Hoy, pasados unos años, asumo este cargo con una profunda convicción. Que si uno entiende que algo tiene que cambiar en la vida del país, o que algo tiene que mejorar, no le queda otra que involucrarse y trabajar para cambiarlo, desde el lugar que se sienta más cómodo. Y vaya si esta institución, al igual que tantas otras, son lugares para sentarse a dialogar, a trabajar, generar ideas y propuestas que después sean de utilidad no sólo para el sector productivo, sino para el país”.

Dijo estar convencido que “será del aporte de cada uno de nosotros que comenzaremos a construir el Uruguay del mañana, de nuestros hijos y las futuras generaciones de todos los uruguayos”. Con ese sentido del deber prometió “vamos a trabajar en los próximos dos años”. Y agregó: “en esta casa que estará con las puertas abiertas, porque ha sido y seguirá siendo la casa de todos los productores rurales del país”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *