23 de octubre de 2014 09:57 AM
Imprimir

Brasil intensificará su producción de carne de vacuno ante una mayor demanda

CompartiremailFacebookTwitterEn respuesta al crecimiento de la demanda mundial de carne de vacuno, se espera que Brasil incremente la capacidad de producción de ganado vacuno finalizado en sistemas de cebo pudiendo así entrar en mercados de valor más alto. Según el informe de Rabobank, se espera que la capacidad de engorde se doble en los próximos […]

En respuesta al crecimiento de la demanda mundial de carne de vacuno, se espera que Brasil incremente la capacidad de producción de ganado vacuno finalizado en sistemas de cebo pudiendo así entrar en mercados de valor más alto. Según el informe de Rabobank, se espera que la capacidad de engorde se doble en los próximos años hasta los 9 millones de cabezas y la cantidad de carne procedente de este tipo de animales llegue a los 2,5 millones de t por año en 2023.

Adolfo Fontes, analista de Rabobank, estima que las oportunidades para los productores brasileños son muy buenas ya que las mejoras en la productividad y la calidad de la carne ayudarán a Brasil “a incrementar su presencia en mercados de exportación que pagan más por la carne como es el caso de la Unión Europea, Japón o Corea del Sur”.

Rabobank estima que hoy en día Brasil ya es el segundo mayor productor de carne del mundo, tras China, y el mayor exportador. Sin embargo, la industria sigue siendo relativamente ineficaz para los estándares mundiales, con parámetros por debajo del promedio de la productividad del sector y de rendimiento, lo que sugiere que existen oportunidades significativas de mejora.

Para que estas mejoras se produzcan los productores brasileños deberán encaminar sus producciones hacia prácticas más intensivas. Esto se debería a una mayor presión para mantener la sostenibilidad medioambiental, la competencia por suelos donde actualmente se cultivan cereales y soja o la necesidad de ajustar los márgenes de beneficio en la producción.

El crecimiento medio de la producción de carne de vacuno en Brasil se espera, según Rabobank, que alcance un 3,2% anual durante la próxima década. Los cebaderos y otros sistemas de producción de gran calidad permitirán un mayor sacrificio de ganado más joven y con pesos más altos, lo que permitirá un incremento de los rendimientos por animal y de la productividad.

Hoy en día, según Rabobank, menos del 10% de la carne que Brasil produce procede de animales finalizados en cebaderos. La inversión necesaria para incrementar la actividad de engorde estaría en torno a los 500 millones de dólares

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *