24 de octubre de 2014 11:32 AM
Imprimir

La pregunta del millón

CompartiremailFacebookTwitterEs la pregunta del millón. Saber si los precios de los granos tocaron su piso hace algunas semanas en Chicago o si pueden volver a esos niveles y perforarlos. Estamos en valores para la soja que están alrededor de US$ 100 por tonelada debajo de un año atrás. Y con precios en el mercado físico […]

Es la pregunta del millón. Saber si los precios de los granos tocaron su piso hace algunas semanas en Chicago o si pueden volver a esos niveles y perforarlos. Estamos en valores para la soja que están alrededor de US$ 100 por tonelada debajo de un año atrás. Y con precios en el mercado físico que obligarían a rendimientos de cerca de 3.000 kilos por hectárea en campos arrendados para empatar.

En el mercado de granos desde ya un tiempo que no solamente se miran solamente los fundamentos de oferta y demanda sino también los movimientos financieros. De cómo va de un lado a otro un mundo de dinero que tienen los grandes fondos y los especuladores. En las últimas semanas se notó el ingreso de fondos al mercado de granos. Se habló de dinero que se fue del mercado accionario al de granos aunque luego las bolsas fueron recuperándose.

¿En qué pudieron basarse los fondos para poner algo más de dinero en el mercado de granos? ¿Estaban demasiados vendidos los fondos en activos como la soja o el trigo? Con lógica, para eso deberían darse factores desde los fundamentos que lleven a un comportamiento así.

En el caso de la soja hubo retrasos en la cosecha y eso se dio con una demanda externa e interna que siguió muy activa por la oleaginosa. Hasta le domingo 19 en Estados Unidos se había cosechado el 53% del área de soja. Fue el menor avance para esa fecha en los últimos cinco años. Es posible que la producción final no sea tan alta como la prevista por algunas consultoras y el número se acerque más a la proyección del USDA. Igual es un salto respecto a los años anteriores.

Y ahí surge la pregunta sobre si el USDA efectivamente puede haber subestimado la demanda. El ritmo de negocios cerrados por soja estadounidense viene a un ritmo de vértigo. Hasta el jueves 16 se habían cerrado negocios –no embarcado- de un volumen equivalente al 71% de la proyección oficial sobre exportaciones contra el 60% del promedio de los cinco años anterior. En harina de soja también el avance ha sido muy fuerte. ¿Esto significa que seguirán comprando también a ese ritmo en América del Sur o que podrán ir cancelando negocios con Estados Unidos más adelante en el año o en 2015 a medida que avance la zafra en Brasil o Argentina?

El inicio de la siembra en Brasil no fue la mejor con importantes retrasos debido a las escasas lluvias durante buena parte de octubre. Si las precipitaciones se normalizan ese factor alcista sobre los precios podría moderarse aunque no quita que se pueda haber quitado potencial de rendimiento a los cultivos. En Argentina se empieza con la siembra. Mientras las principales bolsas de cereales prevén un leve incremento del área hay otros observadores que ven posible una reducción debido a los altos costos y a la falta de financiamiento.

Es difícil saber si la soja puede volver a los niveles de setiembre y caer aún más aunque parece claro que se han dado factores que hacen que el piso esté más arriba del que veíamos semanas atrás. La estrategia de los productores tanto agronómica como comercial será clave. Ser los mejores agricultores y tener la cabeza fría para aprovechar las oportunidades cuando se presenten.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *