25 de octubre de 2014 00:46 AM
Imprimir

Uruguay levanta la mira en el agro

CompartiremailFacebookTwitterEl sector citrícola está cerrando una nueva zafra. Al cabo de la misma, ha exportado alrededor de 6.000 toneladas de fruta a Estados Unidos, en su mayoría mandarina y algunas naranjas. El año anterior solo se había colocado cuatro contenedores con 90 toneladas a prueba. Es que, como el lector recordará, luego de largas negociaciones, […]

El sector citrícola está cerrando una nueva zafra. Al cabo de la misma, ha exportado alrededor de 6.000 toneladas de fruta a Estados Unidos, en su mayoría mandarina y algunas naranjas. El año anterior solo se había colocado cuatro contenedores con 90 toneladas a prueba.

Es que, como el lector recordará, luego de largas negociaciones, que llevaron a cabo cuatro gobiernos durante dos décadas, el mercado estadounidense fue habilitado en 2013 para la fruta cítrica uruguaya.

Mucha agua corrió debajo del puente para alcanzar ese logro. Sucesivos gobiernos tuvieron en la agenda el tema en las negociaciones bilaterales hasta que dieron sus frutos.

A partir de ese momento, el sector citrícola comenzó una nueva etapa, desde la planta a la góndola del supermercado. Una hoja de ruta elaborada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) permitió transitar un camino.

El Plan Estratégico para la citricultura uruguaya se basa en cuatro ejes temáticos, que cabe repasar: inserción internacional; investigación y desarrollo; sustentabilidad social; y un programa de saneamiento y certificación de plantas.

El tema viene a cuento porque en las últimas semanas ocurrió un hecho que sacudió la aldea: la celebración en la Embajada de Estados Unidos del ingreso de pollos a Uruguay.

Seguro que era una vieja aspiración estadounidense, como los cítricos eran una vieja aspiración uruguaya. No había ya razones políticas o sanitarias para seguir con el mercado cerrado. Sin las enfermedades influenza aviar y Newcastle en Estados Unidos, había llegado la hora de aprobar el ingreso.

De inmediato se produjo un revuelo cuando en realidad la habilitación fue dada en marzo pasado y ya había un contenedor con pollos estadounidenses en el mercado local. Pareció más un acto reflejo, al mejor estilo del método de Pavlov, que algo meditado.

Duró poco el revuelo porque primó la lógica: un productor de alimentos como Uruguay, que exporta el 100% de la soja que produce (menos 5% de semillas), el 90% del arroz, el 75% de la leche (en forma de productos lácteos) e igual porcentaje de la carne vacuna, así como alrededor del 90% de la lana y la mitad de la fruta cítrica, no puede cerrar su mercado borrando con el codo lo que escribe con la mano.

Esas reacciones proteccionistas no ayudan a Uruguay, más allá que, como país pequeño, debe estar atento a prácticas desleales. Pero debe ser un jugador que tire siempre para el arco del libre comercio.

El ministro Tabaré Aguerre se presentó el viernes pasado en la asamblea de los façoneros, donde hizo un repaso del camino recorrido y los desafíos por delante, aquietando las aguas turbulentas.

Unos días antes había dicho a un periodista de El Observador que “parece difícil pensar que en un país que produce 72 mil toneladas de pollo por año –unas 288 mil toneladas en cuatro años que dura el acuerdo– sea un problema que hayan ingresado  54 toneladas (de pollos de Brasil). Además, en todo este tiempo se ha trabajado en la Mesa Avícola y se ha definido un plan estratégico, similar al sector citrícola que tan buenos resultados ha dado”.

Al sector avícola, no le queda otra alternativa que seguir trabajando en la trazabilidad, en la sanidad, en la alimentación, en la producción, en la comercialización, en el marketing, en los mercados. Hay una gran oportunidad para la carne aviar, en Uruguay y en el mundo, porque la carne vacuna se encareció.

Es hora de que los avicultores levanten la mira y se consideren privilegiados por integrar una granja uruguaya exportadora.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *