25 de octubre de 2014 11:11 AM
Imprimir

Plan de vacunación contra el carbunclo

Representantes de ambas dependencias públicas programaron un trabajo de conjunto para inocular al ganado en la provincia durante la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa.

Autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y del Ministerio de la Producción de Santa Fe acordaron un plan de vacunación obligatoria contra el carbunclo o Ántrax en simultáneo con la actual campaña de inoculación contra la fiebre aftosa, durante un encuentro realizado el pasado martes 21 de octubre en instalaciones de la cartera provincial.

Durante la reunión, el director del Centro Regional Santa Fe del Senasa, Víctor Di Pasquale, el coordinador de Sanidad Animal, Javier Aguer, y el coordinador de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa), Carlos Corvalán Romero coincidieron en la necesidad de aplicar un plan de colaboración para la vacunación obligatoria contra el carbunclo o ántrax que el Gobierno santafesino dispuso para los alrededor de 7 millones de cabezas vacunas de la Provincia, en un intento por evitar la propagación de la enfermedad.

Hace poco tiempo, en San Jerónimo del Sauce, departamento Las Colonias, a 60 kilómetros al oeste de la capital santafesina, falleció una persona que trabajaba con cueros de animales contaminados y, aproximadamente, 30 animales por la misma causa.

El carbunclo bacteridiano o Ántrax es una enfermedad causada por una bacteria, el Bacillus anthracis, que se transmite de los animales al hombre pero que no se contagia entre personas enfermas o convalecientes.
El signo clínico característico que presentan los animales consiste en la salida de sangre por los orificios naturales. Con la sangre, se eliminan los esporos que quedan en el suelo y de este modo son ingeridos por otros rumiantes al alimentarse.
Ante la detección de casos o sospecha de enfermedad, debe notificarse a la oficina del Senasa más cercana para la implementación de las medidas de control y prevención apropiadas: la vacunación de todo el ganado considerado en riesgo, deposición segura de los restos de animales muertos, e indicación de las medidas de protección para las personas que trabajen en contacto con animales.

 
Para prevenir el contagio se recomienda:
– No manipular animales con signos de estar enfermos o muertos.
– No quemar los cadáveres ya que provoca la diseminación de esporos y el contagio por vía aerógena.
– Consumir productos cárnicos provenientes de frigoríficos o mataderos habilitados y fiscalizados por personal veterinario.

Ante cualquier duda o consulta, acercarse a la oficina del Senasa más cercana, al centro de salud más próximo, o escribir a coorzoonosis@senasa.gov.ar  o zoonosis@msal.gov.ar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *