26 de octubre de 2014 13:47 PM
Imprimir

Diez años del frigorífico

CompartiremailFacebookTwitterLA PAMPA :   El frigorífico creado por el gobierno provincial para apoyar al productor del oeste llega a los diez años en diciembre, pasando ese tiempo de la faena de cabras y ovinos para referenciar el precio de venta del animal, al comercio nacional de carnes alternativas y la exportación.Situado a la vera de la […]

LA PAMPA :   El frigorífico creado por el gobierno provincial para apoyar al productor del oeste llega a los diez años en diciembre, pasando ese tiempo de la faena de cabras y ovinos para referenciar el precio de venta del animal, al comercio nacional de carnes alternativas y la exportación.Situado a la vera de la Ruta 151, entre las localidades de Santa Isabel y Algarrobo del Águila, a 350 kilómetros de Santa Rosa, el frigorífico “Carnes Naturales” cumple en diciembre diez años de creación.

Sus instalaciones de última generación y la habilitación del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) que le permiten vender en todo el país y exportar a otros países, lo hacen único en sus productos principales: las carnes alternativas.La ingeniera agrónoma Marcela Coto es desde el comienzo gerente de esta empresa constituida como sociedad anónima con capitales mayoritarios del gobierno provincial y los restantes, de los productores. “Año a año se fue logrando el equilibrio y se lograron cubrir los baches en los cuales no se faenaba”, dijo Coto a La Arena del Campo en una charla desarrollada en la misma planta. El objetivo es seguir creciendo y “cerrar todos los canales de producción”.

 

La actualidad.Hoy en día, la planta faena con intensidad, con unas 20 personas entre empleados permanentes y transitorios, entre los meses de octubre y marzo, sumado a algunos del invierno. Caprinos, ovinos, vizcachas, ciervos y llamas son las especies que se procesan para carnes envasadas o frescas.El sistema es así, describe Marcela Coto: “Compramos los animales y los comercializamos, damos poco servicio de faena a terceros, es casi todo propio, trabajamos en ovinos con casi todos los productores de La Pampa, tenemos acuerdos con algunas cooperativas que se ocupan de armarnos las cargas y traernos los animales, o productores particulares que nos van llamando y vamos trabajando”.

 

En comercialización, con camiones de frío propios, se realiza el reparto en Santa Rosa, General Pico y Castex dentro de la provincia, y afuera, se venden productos a Mendoza, San Luis, Salta, Santa Fe, San Juan, Córdoba y Buenos Aires. Exportación.Pero “Carnes Naturales” también exporta a otros países, ya que halló un nicho que no estaba cubierto en el país: la carne de cabra. A través de un comprador en Buenos Aires, lleva carne a varios sitios habilitados: Angola, Curazao, Kuwait, República Democrática de Congo, Vietnam, Saint Marteen.

 

“Los destinos van variando, son todos países que consumen muchísima carne de cabra. Ahora estamos tratando de ser exportadores directos, pero normalmente las hacemos con un cliente nuestro que está en Buenos Aires”, dice la gerente. P.: -¿Cuál es el costo de mantenimiento del frigorífico y cuál la ganancia?M.C.: -Tenemos una cifra pero es muy variable y ahora está cambiando mes a mes, estamos bastante cerca de lo que sería un punto de equilibrio, para decirlo en términos contables.

 

El secreto es faenar mucho. Año a año se ha ido mejorando. Obviamente tenemos un subsidio de la provincia por animal faenado, porque el objetivo principal es mejorar la calidad de vida del productor y estimular la producción de la zona, entonces a raíz de eso tratamos de tener buenos precios en la compra del animal, para poder pagar bien hay una mínima parte que es lo que paga la provincia.P.:

-¿Cuál sería el balance de estos diez años, referido al apoyo al productor?M.C.: -Con el productor es particular, sobre todo el de la zona, el caprinero, no hay una voluntad marcada de comercializar directamente con nosotros, pero han mejorado muchísimo sus ventas porque le mejoramos el precio de referencia y ellos lo usan; saben que es de determinado precio para arriba.

El tema de las carnes alternativas está aflorando en todos lados, el hecho de tener habilitación de Senasa ayuda, estamos trabajando con cortes, algunos envasados al vacío, pero tiene muy buena entrada en un montón de mercados. Y con distintas faenas de distintas especies se cubren los períodos en que el frigorífico estaba inactivo, que eran muchos meses.

Cuando empezamos con chivitos nos dimos cuenta que el tema ovino era importante, luego nos dimos cuenta que había una gran veta de comercialización en las cabras viejas y empezamos a exportar y terminamos siendo el más importante frigorífico de cabras de exportación, incluso más que Malargüe.P.:

¿Y a futuro, qué se propone la empresa?M.C.: -Aumentar el volumen y poder hacer un buen canal de distribución de carnes alternativas. Ahora estamos viendo si podemos armar algo desde Santa Rosa, que es importante tenerlo como punto de distribución a otros lugares.

Nuestro camión sale de santa Isabel y tiene que visitar 30 ó 40 clientes y no le alcanza el tiempo, pero la idea es esa, comercializar carnes alternativas a nivel nacional.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *