30 de julio de 2009 07:37 AM
Imprimir

Oportunidades para exportar batata a Reino Unido y Japón

Se trata de un cultivo altamente demandado por estos países, pero Argentina apenas ha alcanzado a exportar el 0.3% de lo que ellos compran. Cambiar variedades, mejorar las prácticas de postcosecha y trabajar de manera asociativa son los cambios que permitirían concretar negocios

Según el Boletín "Todo Batata", la comercialización de batata entre países suma más de 130.000 toneladas anuales, casi la misma cifra que produce nuestro país. El 60% de la importación mundial la concentran el Reino Unido, Canadá y Japón; pero el 67% de la exportación la efectúan Estados Unidos, China, Israel e Indonesia. Aunque Argentina cuenta con las condiciones para tener una mayor presencia en la exportación, en los últimos años sólo ha exportado entre 0 y 220 toneladas.

Empresas extranjeras vinculadas al comercio internacional han manifestado su deseo de iniciar proyectos de producción para lograrlo, pero esto significa cumplir una serie de requisitos tecnológicos y de organización. Entre los primeros figuran desde producir cultivares apropiados hasta las técnicas de producción, conservación y empaque.

En detalle

Los cultivares más solicitados son de pulpa anaranjada, como Beauregard y Covington, aunque también se exportan de piel morada y pulpa clara. El INTA ha evaluado Beauregard en varias localidades del país con resultados satisfactorios, pero para producir batata de exportación debería cambiarse el actual sistema de lavado que utiliza un tambor giratorio. Esto produce golpes y magulladuras que son puerta de entrada de hongos que provocan la pudrición de las batatas durante el viaje. También se deberían usar cámaras con temperatura y humedad controladas para el curado y conservación hasta el momento del despacho a destino. Los aspectos organizacionales no son menos importantes. La certificación significa no solo cumplir con requerimientos de cultivo, sino también con aquellos relacionados con el bienestar de los operarios y la preservación del medio ambiente.

El INTA San Pedro es sede de proyecto nacional que contempla trabajar en este sentido, y por ello también publica periódicamente un boletín que contiene novedades tecnológicas y de uso del cultivo, que aportan elementos para promoverlo . La reciente edición contiene resultados de investigaciones vinculadas a la importancia de la piel y la pulpa en la propiedades nutritivas, la técnica de usar el plantín cortado para evitar enfermedades, y presenta una zona de Mendoza que se identifica con la batata. También hay curiosidades como investigaciones que dan cuenta de en qué puede influir el cultivo para disminuir la hipertensión, o los fideos de batata (y cómo hacerlos de manera casera), o una técnica usada por los japoneses para refrescar las casas plantándola en el techo. El mismo puede accederse en la página de la EEA San Pedro

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *