29 de octubre de 2014 11:05 AM
Imprimir

Vitivinicultura: sostienen que una de las claves del éxito pasa por el cuaje

La fertilización foliar con aportes de Zinc y Boro es una herramienta fundamental para lograr disminuir el corrimiento de los racimos y lograr así el mayor numero de bayas por racimo

La tecnología de la fertilización foliar complementaria, ha logrado una amplia difusión entre los productores vitícolas de nuestro medio. Con este manejo se busca fundamentalmente que a través del concepto de nutrición floral se logre inducir a las plantas a contrarestar los malos cuajes, logrando uniformidad en los racimos, lo que se traducirá en mejoras sustanciales de la calidad de uva obtenida y lograr de esta forma la sustentabilidad de nuestras producciones.

Para tener éxito en el manejo de la fertilización foliar, se debe tener en cuenta fundamentalmente la ventaja de aplicación y dosis a aplicar, teniendo en cuenta la función del elemento que estamos aportando, el momento en el que lo aplicamos, la cantidad necesaria para cumplir en forma satisfactoria  su objetivo.

 

En la vid es fundamental que la aplicación foliar se realice dirigida al primer tercio de la canopia a partir del brazo principal logrando un buen mojado de los racimos y las hojas cercanas a estos, con respecto al momento de aplicación es vital que se realicen dos aplicaciones, una 10 a 15 días previos a la floración y otra al 5 – 10% de flores abiertas (sujeto a análisis foliar).

Disponiendo de cultivos correctamente nutridos a partir de macro elementos como Nitrógeno, Fosforo y Potasio, entran a tener una altísima importancia la presencia de oligo elementos como Zinc y Boro. Estos elementos juegan un rol importante en la nutrición de las flores, ya que son los precursores de que el proceso de fecundación se realice con éxito.  Para esto, Compo Expert cuenta con Basfoliar® Boro SL, Basfoliar® Zinc 55 (solido) y Basfoliar® Zinc 75 Flo. (liquido)

El Zinc aportado por Basfoliar® Zinc 55 en cualquiera de sus versiones, tiene funciones fundamentales en el alargamiento celular, síntesis de Hidratos de Carbono de cadena larga, precursor del triptófano por ende de las auxinas, responsable del buen desarrollo y crecimiento del tubo polínico. Su nula movilidad floemática lleva a tener en cuenta que las  aplicaciones foliares deben ser dirigidas al primer tercio de la canopia mojando así los racimos y las hojas que los rodean.

El Boro aportado por Basfoliar® Boro SL, es un microelemento esencial para los frutales. Está relacionado con la fecundación y cuaje de frutos ya que actúa sobre la germinación del grano de polen así como en la elongación del tubo polínico que llevan los núcleos masculinos a unirse en el ovario con los óvulos femeninos. 

Ensayos realizados mostraron que el aporte de Basfoliar® Boro SL y Basfoliar® Zn 55 mejoraron la cantidad de racimos cuajados por hectárea y de uvas por racimo. Las dosis aplicadas fueron de 3 lts/ha y 2 lts por hectárea respectivamente, quince días antes de la floración y una segunda aplicación igual a la anterior al inicio de la floración.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *