2 de noviembre de 2014 12:38 PM
Imprimir

La biología del suelo es el próximo paso”

El inventor de la soja RR y vicepresidente de Monsanto habló con Campolitoral. Remarcó los próximos desafíos de la biotecnología, ligados al estudio de las bacterias del suelo y la importancia del celular para los agricultores de Africa y Asia.

En el marco del World Food Prize realizado en Des Moines, Iowa días atrás, pudimos cruzarnos con diversas personalidades del mundo de la agricultura. En diálogo con Campolitoral, el ganador del premio en 2013, opinó sobre algunos de los ejes de la producción a nivel global. “Para mí es un premio especial porque lo recibí el año pasado por el desarrollo biotecnológico”.

“La primer cosa a tener en cuenta con los OGM (Organismos Genéticamente Modificados) es que invertimos la mitad de nuestro presupuesto en desarrollo de semillas especializadas con técnicas de biotecnología, en secuenciamiento genético, mapeo genético y robótica. Tenemos robots que individualizan semillas de soja y maíz, toman una muestra de ADN y esa herramienta realmente cambia el desarrollo de los cultivos”, dijo.

Para Fraley, cada vez que en el mundo se cuestionan los OGM “viene a mi mente la revolución que en la agricultura mundial ha significado el impacto de estas herramientas en el desarrollo. El avance en las plantas que el hombre realizó durante miles de años se incrementó con esta nueva combinación de genes para crear cultivos de alto rendimiento, resistentes al stress, al cambio climático y las enfermedades; un sueño que hubiera sido imposible para los criadores hace tan solo diez años atrás. Pensemos en el maíz. Ahora conocemos la secuencia de los 45 mil genes de la planta. Y estamos interesados en ortos cultivos, como el arroz. Hoy el mundo tiene el conocimiento de los genes que componen cada cultivo, entonces los desarrolladores pueden buscar con precisión y aplicar las distintas combinaciones con las características que aumenten rinde, nutrición, etc.”, argumentó.

 

Probiótica vegetal

Consultado sobre los efectos de los OGM en la salud humana y el ambiente, el desarrollador de la soja RR dijo que la gente habla del tema o critica a la empresa, “pero la realidad es que nosotros hemos mejorado estos cultivos”. También destacó que estos adelantos se dieron en la medicina humana ya que en los últimos 10 años, uno de los tópicos más calientes ha sido la microbiología humana. “Cuando hablamos de células humanas tenemos 10 veces más bacterias que una planta de tomate. Y lo que hacemos en medicina humana para preservar la salud en materia de probióticos, lo podemos trasladar a una planta de maíz en materia de nutrición o protección de enfermedades. La multiplicidad e productos que utilizamos hoy en día tiene muchos beneficios y esto está basado en una sólida plataforma genética”, sostuvo.

Según Fraley la información tecnológica está transformando la agricultura mundial. “Vemos a los pequeños agricultores de todo el mundo manejando la información a través de su teléfono celular, donde reciben la información de su asesor agronómico, y esas herramientas combinadas están transformando la agricultura.

Los avances científicos más importantes de nuestra era son en materia de la biología, y están relacionados con el conocimiento de los genes y su utilización para optimizar la agricultura a través de mejores semillas, mejores cultivos. “Podés ver que todos los agricultores aprecian lo que se puede hacer con esa nueva semilla, ya sea en Iowa o en Zimbabwe”.

 

Metas a largo plazo

“Somos la única compañía en el mundo focalizada 100 % en agricultura, por eso sabemos que el desafío pasa por saber cómo aumentamos la producción de alimentos, cómo llevamos más tecnología a los agricultores”, manifestó. “Apostamos mucho a los pequeños agricultores, tanto sea en India (3 millones de agricultores a los que llegamos con el celular), en China o en Africa, quienes adoptan rápidamente la tecnología. Cuando un agricultor recibe un mensaje de texto con información climática o agronómica cambian las reglas de juego”, dijo.

 

A futuro, se mostró optimista sabiendo del desafío de alimentar a 9 billones de personas. “Veo las increíbles innovaciones que vienen, y el rol global que tendrán en la agricultura. No será por falta de capacidad o innovación, vendrá por el lado de las regulaciones y las políticas de los gobiernos, hacer que estas herramientas lleguen a los agricultores (90 % de los agricultores de India siembran algodón OGM porque aumenta sus rindes). Los OGM ayudan a controlar malezas e insectos, y si pensamos en el calentamiento global, agua y sequía, el par de grados de temperatura de más que tendremos impactará más en los ciclos reproductivos de los insectos que en la escasez de agua. Y deberemos estar aún más preparados que lo que hemos estado preparados históricamente”, finalizó.

 

 

¿Estrategia fallida?

Esta semana, la multinacional solicitó una reunión con la entidad que representa a los semilleros multiplicadores ante la importante reducción de la venta de semilla autógama para la campaña 2014/15, en especial de la variedad de soja denominada “Intacta”.

 

La Comisión Directiva de Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores (CASEM) se reunió con representantes de Monsanto, ante la preocupación de la multinacional por la importante reducción de la venta de semillas autógamas, en especial de la variedad de soja denominada “Intacta”.

 

El encuentro estuvo encabezado por el Ing. Pablo Vaquero, director de Gerenciamiento de Cuentas Estratégicas para Latinoamérica, y el Ing. Raúl Pagnoni, presidente de CASEM.

 

Durante el encuentro, CASEM analizó como posibles causas que provocaron la disminución en las ventas “la poca flexibilidad de las condiciones contractuales, las exigencias establecidas para la adquisición, utilización y comercialización de semillas con tecnología Intacta y los importes fijados para los usuarios que adquieran dichas variedades de soja”.

 

También desde la entidad que representa a los semilleros multiplicadores se mencionó como una problemática importante la restricción a determinadas empresas seleccionadas para la venta de dichas variedades, como asimismo la modalidad establecida para el cobro de las regalías. “Son aspectos que seguramente fueron determinantes para que muchos usuarios no adhieran al mismo”, destacó Raúl Pagnoni, presidente de CASEM.

 

Desde la entidad señalaron que en el encuentro hubo algunas coincidencias sobre las principales causas de la problemática en cuestión, dado que tanto a CASEM como a Monsanto les preocupa la creciente disminución en la venta de semilla legal. Por lo tanto se acordó seguir trabajando y manteniendo comunicación entre ambas partes, con el objetivo de brindar aportes que tiendan a recomponer el circuito productivo de semilla autógama, a fin que el usuario no tenga restricciones a futuro en la compra de semilla legal.

 

 

 

7CARITA_DSCN0022.JPG

“Apostamos mucho a los pequeños agricultores, tanto sea en India, China o Africa. Cuando un agricultor recibe un mensaje de texto con información climática o agronómica cambian las reglas de juego”

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *