2 de noviembre de 2014 12:43 PM
Imprimir

El mercado de granos otorga otra oportunidad

La suba de precios, generada en la harina de soja, brindó nuevas chances para realizar negocios. En el disponible, la oleaginosa volvió a rondar los 300 dólares, 30 dólares más que hace 15 días.

La firmeza que se está registrando en el mercado de harina de soja, en los Estados Unidos, es el principal factor que está impactando en la firmeza del precio de la oleaginosa. En plena cosecha, el mercado no muestra síntomas de bajar y ante esta situación los farmers deciden no vender un solo grano de soja.

Sucede que la demanda de harina de soja tanto por parte de los exportadores como por parte de los principales consumidores dentro del mercado doméstico americano, como principal uso en raciones para las operaciones de pollos, pavos y cerdos, están compitiendo palmo a palmo con la poca oferta que se ofrece.

El hecho que desencadenó esta locura por la harina de soja fue un informe del Usda que indicaba que ya se habían vendido a mercados del exterior, y a mediados de octubre, la sorprendente cifra de 6,24 millones de toneladas: prácticamente la mitad de las ventas totales estimadas para el presente año comercial, y el mayor volumen de ventas registrado para esta época del año comercial. Y faltan todavía 11 meses por delante que pueden llegar a producir sorpresas adicionales en el mercado.

 

Problemas de todo tipo

Existen problemas operativos y logísticos para movilizar los compromisos de harina de soja, debido al mayor movimiento de granos que están generando una doble cosecha récord de soja y de maíz en los Estados Unidos.

Esta lucha por la logística termina favoreciendo a los farmers que ven como sus cosechas se van valorizando, y llegando a niveles que un par de semanas atrás eran impensados.

La pregunta del millón: estamos ante un hecho coyuntural o por el contrario se trata de una suba estructural que puede mantenerse en el tiempo hasta el ingreso de la cosecha de soja de Sudamérica, en el primer trimestre del 2015.

Por la forma en que cerró el mercado de harina de soja en Chicago, en la jornada del miércoles pasado, todo indica que la suba que se está dando en estos días no será fácil de prolongarse y sostenerse en el tiempo.

La mayor firmeza por las posiciones cortas, diciembre principalmente, nos indica que la demanda firme realmente es para la mercadería que se necesita para los próximos dos meses. Se puede ver también que los precios de la harina de soja en Chicago, julio 2015, versus diciembre 2014, consolidan una caída de 56 dólares, que en algún momento va a tener su correlativo impacto bajista en los precios de la soja.

 

Otra oportunidad

El mercado le está dando a los productores una nueva oportunidad; nos referimos a una nueva chance para que pueda vender no solamente parte de la soja disponible que tiene en sus silos, sino también para vender parte de la soja de la nueva cosecha. Por cómo se comportan los precios, muy volátiles y erráticos, siempre hay que tener en cuenta que cuando se venga la baja, los mercados no avisan.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *