3 de noviembre de 2014 11:31 AM
Imprimir

Madrid recibe, de nuevo, a la ovejas trashumantes

CompartiremailFacebookTwitter   Para la Interprofesional del Ovino (INTEROVIC), ésta es una ocasión única para que opinión pública, ciudadanos y consumidores no olviden que el sector ovino español hace posible que la trashumancia siga realizándose, y su forma de hacerlo es vendiendo corderos, por eso, sin consumo la trashumancia no tiene futuro.   Este tipo de […]

 

Para la Interprofesional del Ovino (INTEROVIC), ésta es una ocasión única para que opinión pública, ciudadanos y consumidores no olviden que el sector ovino español hace posible que la trashumancia siga realizándose, y su forma de hacerlo es vendiendo corderos, por eso, sin consumo la trashumancia no tiene futuro.

 

Este tipo de movimientos favorece la biodiversidad, modela y preserva el paisaje y permite configurar una red de vías pecuarias capaces de impulsar la diversificación de la economía rural.Es importante destacar también la recuperación e integración ambiental de las vías pecuarias, así como, campañas de información y sensibilización y la sostenibilidad de la trashumancia.

 

En el pasado, la trashumancia se convirtió en un fenómeno económico, social y cultural y en España alcanzó su máximo esplendor durante la Edad Media, cuando casi cuatro millones de ovejas cruzaban la Península Ibérica dos veces al año.

 

Los caminos antiguos aún soy hoy en día un importante patrimonio, con más de 400.000 hectáreas de superficie.

 

La Cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico, el Sistema Central y los Montes Universales son los lugares de verano que recorre el ganado durante la trashumancia. Se trata de pastos muy ricos, ya que han aprovechado el agua del resto del año

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *