3 de noviembre de 2014 13:04 PM
Imprimir

El trigo sufriría bajas en el rendimiento

CompartiremailFacebookTwitterLas precipitaciones recientes, además de afectar a la soja y el maíz, también golpearon a la principal zona triguera del país y podrían generar algunas mermas de rendimiento en los cultivos del cereal, aunque las pérdidas no serían significativas, afirmó el reporte semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El trigo argentino 2014/15 […]

Las precipitaciones recientes, además de afectar a la soja y el maíz, también golpearon a la principal zona triguera del país y podrían generar algunas mermas de rendimiento en los cultivos del cereal, aunque las pérdidas no serían significativas, afirmó el reporte semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El trigo argentino 2014/15 -cuya siembra terminó en agosto- ya había sido perjudicado por un extenso período de clima húmedo que dejó a cientos de miles de hectáreas agrícolas bajo el agua. Se espera una cosecha de 11,5 millones de toneladas. “Se podría descartar la posibilidad de registrar mermas significativas de lotes, dado que muchas de estas regiones ya habían sufrido recortes o impedimentos para la siembra luego de las inundaciones registradas en otoño e invierno”, dijo la entidad en su informe.

 

“No obstante, sí podrían registrarse mermas sobre el potencial de rinde, como consecuencia del continuo lavado de nutrientes y un posible deterioro en la condición sanitaria de los cuadros”, explicó. Hasta el jueves se habían recogido el 5,2% del área destinada al cereal, lo que implica un progreso intersemanal de 2,9 puntos porcentuales y 3,7 puntos por delante del ritmo de la temporada 2013/14.

A su vez, el calor es otro enemigo del trigo, ya que complicó su desarrollo durante la semana pasada en la Zona Núcleo, según indicó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) que realiza la Bolsa de Comercio de Rosario. Según esta fuente, la fuerte ola de calor acortará el ciclo y la duración de la etapa de llenado de granos, y “esto podría bajar el rinde de la región, que, hasta la semana anterior, se estimaba en 3.700 kilos por hectárea.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *