3 de noviembre de 2014 13:10 PM
Imprimir

Soja: quieren frenar la dependencia de China

CompartiremailFacebookTwitterLos industriales sojeros argentinos buscan avanzar en un crecimiento de la actividad a partir de agregar valor para diversificar mercados y cortar la dependencia respecto de China. Lograr cambios en el transporte de la cosecha es otro de los puntos importantes para este sector que la semana pasada realizó una jornada organizada por la Asociación […]

Los industriales sojeros argentinos buscan avanzar en un crecimiento de la actividad a partir de agregar valor para diversificar mercados y cortar la dependencia respecto de China. Lograr cambios en el transporte de la cosecha es otro de los puntos importantes para este sector que la semana pasada realizó una jornada organizada por la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), con motivo de su décimo aniversario.

Gonzalo Ramírez Martiarena, de la firma Dreyfus, destacó que hacia 2020 China estaría importando 130 millones de toneladas de poroto de soja. En la Argentina, de los 55 millones de toneladas que produce, sólo el 4% se transforma en harina de soja. En cambió, en Brasil es del 16%, y en EE.UU., un 26%. “El procesamiento en el mercado interno es lo que hacen bien. Hay que estimular la demanda interna”, destacó Ramírez Martiarena. El representante de Dreyfus indicó además que “EE.UU. recompone sus stocks al 11%, venía del 5% en la década anterior. Brasil pasó del 3% al 4% en relación con stocks versus consumo, y la Argentina está en el 23%. En Brasil el stock queda en mano de la industria; en EE.UU. está repartido, y en la Argentina está en manos del productor, que tiene capacidad para almacenar más de una cosecha de soja”. De este modo, la Argentina tendría la capacidad para seguir creciendo en producción.

Por su parte, Roberto Urquía, de Aceitera General Deheza, planteó que diversificar los destinos de la soja es una forma de hacerse menos vulnerables. “Si exportamos solamente porotos de soja, la dependencia de China es fenomenal. En los últimos 10 años, el 80% del destino de poroto argentino fue a China y esto debería preocuparnos a todos”, indicó. Además de la harina y el aceite, el industrial mencionó la glicerina, que tiene varios destinos y que si se refina además es muy útil en farmacopea. También la lecitina, otro subproducto, tiene una cantidad de destinos para alimentación de salmónidos.
A su vez, Alfonso Romero, representante de Noble, hizo incapié en que el 50% del crecimiento de soja esperado tiene que venir de Sudamérica. “Me pregunto si vamos a estar en condiciones de infraestructura para responder”, postuló. “La principal zona de producción está cerca de Rosario, el 70% sale por ese puerto y la mayoría está a una distancia de 300 a 400 kilómetros del puerto. En Brasil, 1/3 de la producción saldrá por los puertos del norte en breve, y en EE.UU. tienen la logística más eficiente, con una distancia de 1.100 kilómetros a puerto.

 

En la Argentina, el 80% se traslada en camión, un 4%, en barcazas y el 13%, en ferrocarril. En Brasil, por ferrocarril es el 33%, la hidrovía, un 7% y el 60% el camión. En EE.UU., el 61% por hidrovía, un 23%, el ferrocarril y el 16%, por camión”, indicó. “El transporte menos competitivo es el camión y también el sistema más importante en nuestro país”, dijo. Hacia 2025, el ferrocarril Belgrano Carga debería trasladar 10 millones de toneladas. Hoy lleva 1,2 millón de toneladas. “Éste es un buen elemento para mejorar nuestra matriz de transporte”, concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *