4 de noviembre de 2014 11:14 AM
Imprimir

Comparativo de los sistemas de tipificación de carne bovina entre los países del MERCOSUR

CompartiremailFacebookTwitterEn Sudamérica, específicamente en Argentina, se desarrolló el primer sistema de clasificación y tipificación de canales bovinas debido a la demanda de Gran Bretaña para sus importaciones de carne. (Década 1930).   Posteriormente, Uruguay implanta un sistema parecido, luego Chile y Brasil también adoptan sistemas propios. Paraguay, aún no ha desarrollado ningún sistema.   La […]

En Sudamérica, específicamente en Argentina, se desarrolló el primer sistema de clasificación y tipificación de canales bovinas debido a la demanda de Gran Bretaña para sus importaciones de carne. (Década 1930).

 

Posteriormente, Uruguay implanta un sistema parecido, luego Chile y Brasil también adoptan sistemas propios. Paraguay, aún no ha desarrollado ningún sistema.

 

La primera diferencia notable es que todos los sistemas de tipificación son de aplicación voluntaria. salvo en el caso de Chile que lo hizo obligatorio la Ley 19162 o “Ley de la Carne”, cuya promulgación data del 07/09/92 y la aplicación en la especie bovina empieza el 01/01/94.

 

Otra gran diferencia, se refiere al ámbito de aplicación del sistema. En Chile el sistema, además de obligatorio alcanza a la venta al detalle, esto es, llega hasta el consumidor. En los otros países del MERCOSUR el sistema llega hasta la canal en el Matadero y se usa exclusivamente para las exportaciones de carne.

 

En el caso de Chile, se puso énfasis en la satisfacción del consumidor, en cuanto al aspecto organoléptico de la carne referido a terneza – dureza.

 

Al hacerse el sistema chileno obligatorio mediante la Ley 19162, también el sistema se hizo obligatorio para los países que exportan carne a Chile, generando algunas situaciones difíciles en las relaciones comerciales bilaterales especialmente con Argentina.

 

Por todos es conocido el fallo de la Corte Suprema de Chile para exigir que los países proveedores de carne bovina debían tener certificadores inscritos en el Servicio Agrícola y Ganadero.

 

Dada la integración que se produce entre los países del MERCOSUR sería conveniente tender a establecer un sistema único de Clasificación y Tipificación de Carnes Bovinas, cono también incluir una nomenclatura común para los cortes de la carne bovina al desposte.

 

Si vemos el Cuadro Nº1 podemos apreciar que existen parámetros similares entre los sistemas de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. En los cuatro países se considera el grado de grasa de cobertura. La conformación se considera en Argentina, Brasil y Uruguay sólo bastaría que Chile la incluyera y también sería común.

 

 

La cronometría dentaria se considera en Brasil, Chile y Uruguay, este parámetro es muy importante porque es objetivo para la determinación de la edad. Por otro lado, casi todos los países que poseen sistemas de tipificación consideran puntajes superiores para el caso de animales jóvenes debido a la característica “terneza” de su carne. Sólo faltaría que Argentina incluyera este parámetro y también sería común.

 

Mientras más jóvenes se faenan los vacunos, considerando un acabado adecuado de cobertura de grasa, la rotación de animales en las praderas será más rápida y el negocio tendrá una mejor rentabilidad.

 

En el cuadro Nº2 podemos apreciar el potencial ganadero de los países del MERCOSUR, en el cual se indican las existencias, el faenamiento y la tasa de beneficio referida al año 1996.

 

 

Es evidente que Chile es el país que posee menor masa ganadera y sin embargo tiene la tasa de beneficio más alta, lo que indica una mejor productividad de su explotación ganadera.

 

Países como Brasil, Paraguay y Uruguay tienen una tasa de beneficio muy baja, por lo tanto, es fácil deducir que los vacunos se faenan en edades más avanzadas que en Argentina y Chile. Esto significa que cuando se decidan a faenar los vacunos más jóvenes aumentará su oferta de carne la cual podrá canalizarse tanto para el mercado interno como para el comercio exterior, mejorando su rentabilidad. Los productores chilenos debieran tener en cuenta esta posibilidad para el desarrollo futuro de nuestra ganadería.

 

Sería necesario un estudio conjunto de los países del MERCOSUR de un sistema de Clasificación y Tipificación de Carnes Bovinas común, basado en parámetros objetivos y simples que se aplique para el comercio regional y extraregional.

 

ANEXOS:

-ANEXO A:
SISTEMA ARGENTINO

 

-ANEXO B
SISTEMA BRASILEÑO


-ANEXO C:
SISTEMA CHILENO

 

-ANEXO U:
SISTEMA URUGUAYO

Este trabajo fue presentado en el X Congreso de Medicina Veterinaria realizado en abril de 1998 en la Universidad Austral de Valdivia, Chile.

 

Ponce V., Miguel, Dr., 
 Director Centro de Estudios de la Carne Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias Universidad de chile

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *