4 de noviembre de 2014 13:35 PM
Imprimir

Entre royas y manchas

CompartiremailFacebookTwitterLas últimas semanas con bajas horas de mojado foliar y bajas precipitaciones, más temperaturas medias diarias elevadas, determinaron el progreso de la “Roya de la Hoja” fuese moderado a nivel general. Sin embargo, en cultivares susceptibles se evidenció un incremento significativo de esta enfermedad. Esta aseveración, como las que le siguen, se desprende de un […]

Las últimas semanas con bajas horas de mojado foliar y bajas precipitaciones, más temperaturas medias diarias elevadas, determinaron el progreso de la “Roya de la Hoja” fuese moderado a nivel general. Sin embargo, en cultivares susceptibles se evidenció un incremento significativo de esta enfermedad.
Esta aseveración, como las que le siguen, se desprende de un amplio trabajo elaborado por técnicos del INTA Pergamino en gran parte del área de influencia de dicha Experimental.

 
En Trigo
El trabajo, en su cuarto informe, indica también que se observó un incremento de la incidencia y severidad de “Mancha amarilla del trigo” en los estratos superiores del canopeo. Esta enfermedad se presentó con diferentes tipos de reacción lo cual dificulto en muchos casos su rápida identificación. A principios de octubre en Pergamino y San Antonio de Areco se observó la presencia temprana de “Roya del Tallo del Trigo” o “Roya Negra del Trigo en cultivares susceptibles. Esta enfermedad está presente en la zona relevada en las últimas tres campañas del cultivo de trigo aunque sus ataques se observaban hacia el final del ciclo del mismo. Los niveles de severidad alcanzados por esta última en la presente campaña rondan el 20 al 40% en los materiales más susceptibles, observándose pústulas no sólo en la vaina del tallo sino también en la lámina foliar.

 
En Cebada
En cebada “Mancha en red” y “Mancha borrosa de la cebada” son las enfermedades foliares prevalentes. Se continúa observando en la variedad cebada “Scarlet” mancha borrosa ocular. En Junín, Arribeños y San Antonio de Areco se determinó presencia de Ramularia collo-cygni agente causal del salpicado necrótico de la cebada.

 
A manejarlo
El monitoreo del cultivo es un elemento de importancia para realizar un diagnóstico oportuno y para la toma de decisiones de aplicaciones de fungicidas, además de conocer el comportamiento sanitario de la variedad sembrada, considerar las expectativas de rendimiento, determinar niveles de síntomas, estadíos críticos de definición de componentes de rendimiento y umbrales de control.
En definitiva, los especialistas recomiendan intensificar monitoreos en variedades susceptibles a roya de hoja en trigo y a manchas foliares en cebada en lotes de siembra tardía

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *