4 de noviembre de 2014 23:21 PM
Imprimir

INIA comenzó producción de semillas certificadas de arroz

CHILE : Se trata de las variedades zafiro, diamante y brillante, además de la primera producción de quarzo

Con la visita al predio de una empresa multiplicadora en la comuna de Retiro, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) comenzó el proceso de producción de sus semillas certificadas que estarán disponibles para los agricultores arroceros en la próxima temporada 2015-2016.
Así lo explicó el director Regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, quien destacó que en el predio “Santa Amanda” del agricultor Gonzalo Benavente se han contratado 75 hectáreas para multiplicar las 4 variedades que INIA pondrá en el mercado en la próxima época de siembra.
“Estamos iniciando el proceso de producción de nuestras semillas certificadas de las variedades zafiro, diamante, brillante y la primera temporada de quarzo, con 5 hectáreas, que liberaremos por primera vez a los productores como una nueva alternativa”, indicó.

PRIMERA CALIDAD
Por su parte, el Seremi de Agricultura, Jorge Céspedes, valoró el trabajo de INIA en el desarrollo genético del país y entregó un mensaje de tranquilidad a los agricultores.
“El producto que entrega INIA al agricultor es de primera calidad y está totalmente certificado por los más altos estándares sobre los cuáles vela el SAG, por eso nuestro mensaje a los agricultores es de absoluta tranquilidad ya que el próximo año podrán contar con material genético de primera línea para su producción”,
Las autoridades participaron de esta visita en terreno donde además se pudo verificar las ventajas de la “siembra en seco”, es decir, sin que los campos estén bajo agua, como es la forma tradicional de siembra del arroz.

MEJORAR RENDIMIENTOS
La siembra en seco permite mejorar los rendimientos y optimizar el uso de los productos químicos. El uso de la máquina en un terreno nivelado permite poner la semilla junto con el fertilizante a dos centímetros de profundidad de manera uniforme y con ello hacer más eficiente la siembra.
Luego de este proceso, se inundan los pretiles y comienza el proceso de germinación y emergencia de la planta. Esta tecnología que fue introducida en Chile por INIA hace más de una década, se ha masificado en los últimos cinco años.
Todo ello, gracias a una política de incentivos  a la nivelación de suelos y a la mayor presencia de prestadores de servicios de maquinarias la que es actualmente utilizada no solo para la producción de semillas sino que para la producción arrocera en general.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *