5 de noviembre de 2014 11:29 AM
Imprimir

EL IPCVA ORGANIZÓ EN EUROPA UN ENCUENTRO CIENTÍFICO SOBRE ESCHERICHIA COLI

Se llevó a cabo el pasado 29 de octubre en Bruselas, con participación de la UECVB, entidad que nuclea a importadores y frigoríficos europeos. Tuvo como objetivo realizar una profunda evaluación de la problemática asociada con Escherichia coli dado que hasta el momento no existe en los puertos de la U.E. un control único y estandarizado para su detección.

El pasado miércoles 29 de octubre, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) organizó un encuentro científico en la ciudad de Bruselas (Bélgica) en el que participaron destacados investigadores y técnicos con el objeto de realizar una profunda evaluación de la problemática asociada con Escherichia coli productor de toxina Shiga (STEC) y Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).

Como consecuencia del brote de SUH registrado en 2011 en Alemania, causado por el consumo de semillas germinadas de fenogreco contaminadas con STEC del serotipo O104:H4, algunos estados de la U.E. intensificaron sus controles sobre carnes bovinas y ovinas de terceros países. Este accionar fue motivo de numerosos rechazos de importaciones sin demostrar que el producto representara un riesgo para la salud de los consumidores (la cepa de E. coli involucrada en el brote de Alemania no fue asociada al reservorio bovino ni ovino).

El taller fue organizado en forma conjunta entre el IPCVA y la Union Européenne du Commerce du Bétail et de la Viande (UECBV), con el apoyo de la Embajada Argentina ante la U.E. y del consejero agrícola, Dr. Gastón Funes. Además, participaron cámaras de importadores de los principales países europeos, así como destacados especialistas en el tema, representantes de otros países exportadores y de la DG Sanco (Health and Consumers) de la Comisión Europea.
Las presentaciones estuvieron presididas por Doug Bridges (UECBV) y Héctor Salamanco (IPCVA), en tanto que el Presidente del IPCVA, Gonzalo Álvarez Maldonado, tuvo a cargo la apertura del encuentro y explicó los objetivos del taller.

 

Las conclusiones obtenidas, con consenso en la discusión final, coordinada por el Jefe del servicio del Reino Unido, Dr. Javier Domínguez, muestran que esos objetivos fueron alcanzados satisfactoriamente:
-La carne es tan segura como otros alimentos tal como lo describe la Autoridad Sanitaria Europea (EFSA).                                                   
-Las medidas deben adoptarse basadas en el conocimiento científico y en análisis de riesgo.  
-Un enfoque pragmático en el sector cárnico es acotar el control a las cinco cepas de E. coli no O157 asociadas con enfermedad severa en el hombre.
-Los operadores deben controlar la higiene de los procesos y contar con métodos sencillos para la detección de patógenos.
-Los esfuerzos deben continuar para mejorar la higiene a lo largo del proceso de producción de carne. Mejor prevenir que curar.
-Se debe trabajar en comunicación del riesgo, en particular a los consumidores destacando las medidas que deben tomarse para manipular todos los alimentos.
-Respecto del documento que está preparando la Comisión, se remarcó la diferencia entre monitoreo y manejo de riesgo. Se señaló que debe focalizarse el control a los productos de riesgo.
-Deben adoptarse las mismas medidas para el producto doméstico que para el importado.

 

Se destacó, asimismo, que gran parte de las conclusiones son medidas que viene sosteniendo el SENASA y los países exportadores, expresadas reiteradamente por el Foro Mercosur de la Carne.
Las presentaciones de Argentina estuvieron a cargo del Prof. G. Leotta (CONICET-UNLP) y el Dr. G. Iabichella (SENASA), quienes abordaron la problemática desde el conocimiento disponible sobre la evaluación de riesgo de E. coli y las medidas de mitigación que está adoptando el SENASA tanto para el mercado interno como para la exportación.

Se espera que la conclusiones sean tomadas en cuenta en la discusión que la Comisión y los Estados Miembros llevan a cabo para adoptar medidas a seguir frente a la aparición de casos positivos de STEC en los alimentos y en el futuro, en consecuencia, se evite el daño originado en los injustificados rechazos de las exportaciones de carne vacuna argentina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *