6 de noviembre de 2014 00:05 AM
Imprimir

Agricultura busca potenciar la exportación de tecnología en semillas

El Ministro Casamiquela se reunió con el presidente de la Asociación de Semilleros, Alfredo Paseyro, con quien repasó los principales temas de agenda en el sector. Aunque hay interés desde el Ejecutivo, este año no habrá nueva ley de semillas.
El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Casamiquela se reunió con el presidente de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro para hacer un balance de lo realizado durante el año y repasar puntos de agenda vinculados a la producción y comercialización de semillas con la posibilidad de abrir nuevos mercados a futuro.
 
ASA no solamente nuclea a las empresas semilleras más importantes del país, y en buena medida del mundo, en etapas que abarcan tanto la producción, la investigación, la multiplicación y la comercialización y tiene como propósito promover la producción de semillas fiscalizadas, garantizando su calidad y pureza. Para lograrlo también requieren que la venta de semilla pueda contar con un marco regulatorio que les permita recuperar la inversión.
 
Un tema que sigue en la agenda de interés tanto para el sector público como el privado es la modificación de la ley de semillas que data de 1973 y en la última década se ha intentado modificar en varias ocasiones sin éxito. Este punto no estuvo ausente en la reunión, aunque habrá que esperar al año próximo para tener novedades sobre el envío de una ley, “al menos no saldrá este año”, indicaron a El Enfiteuta fuentes de la industria semillera.
 
Paseyro se mostró complacido por el reconocimiento que la FAO le otorgó a Conabia como “Centro de Referencia” para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados. “Estuve presente en el reconocimiento y nosotros como empresas de biotecnología no solo estamos involucrados sino que al mismo tiempo estamos orgullosos de este reconocimiento”, señaló Paseyro.
 
En relación a las posibilidades que ofrece el mercado chino, Paseyro admitió que “China abre mercados para todos, en lo que involucra a semillas tenemos grandes expectativas porque además de ser grandes proveedores de soja, el objetivo es extendernos a otros cultivos como el sorgo y el maíz, y también queremos ser abastecedores de tecnología y convertirnos en un proveedor estratégico de contraestación”, vendiéndoles semillas en caso de que China no pueda producirlas. 
 
Casamiquela recordó que ya está aprobado el Protocolo Fitosanitario para la Exportación de maíz y que la firma del Protocolo de Sorgo, cuya negociación técnica ya fue concluida, se realizará durante la próxima visita del ministro a China.
 
Además de las posibilidades que ofrece el gigante asiático, Argentina tiene un amplio mercado de contrastación con Estados Unidos, y tiene como objetivo continuar desarrollando las potencialidades que ofrece Europa.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *