9 de noviembre de 2014 14:08 PM
Imprimir

Crece aplicación para alargar vida comercial de la fruta

En la región del Valle ya son más de 400.000 las toneladas tratadas para ralentizar los procesos de maduración. Nuevo producto para fijar la fruta

Hace ya más de una década, laboratorios norteamericanos descubrieron una molécula con una estructura química que permite ralentizar todos los procesos de la maduración vinculados con la síntesis y acción del etileno.

El producto actúa en el proceso natural de la maduración, haciendo que la fruta sea menos susceptible a los efectos perjudiciales del etileno. Se aplica una única vez al comienzo del almacenamiento o el transporte. Cuando se retira la fruta de la cadena de frío, ésta comienza de nuevo a madurar lentamente.

Hay dos empresas que comercializan este producto en la Argentina. Una de ellas es la compañía pionera del tema Agro Fresh, perteneciente al grupo Dow Chemical, que tiene hoy el 80% del mercado del Valle. Su producto comercial es el Smart Fresh SM Quality System.

Recientemente Agro Fresh lanzó al mercado Smart Fresh ProTabs, que es en base a tabletas que ofrecen una mayor flexibilidad en la programación de la aplicación del producto. “Se trata de una opción mejoradora de lo que hoy existe en el mercado. Ganamos en eficiencia y sin costo adicional alguno para la producción”, confió Jeferson Rodrigues Nunes, director comercial de Agro Fresh, en diálogo con este medio.

La otra empresa es Washington Agro, con su producto comercial de marca Action, que tiene hoy el 20% del mercado del Valle.

Datos del sector privado dan cuenta de que hoy más de 400.000 toneladas de pomáceas están tratadas con este producto. Es decir, alrededor de la mitad de lo que se cosecha anualmente para comercializar en fresco.

 

Precosecha

Por otra parte, la firma Agro Fresh espera la autorización del Senasa para presentar oficialmente en el mercado el producto comercial denominado Harvista, que muestra ventajas significativas para la fruticultura moderna.

Harvista es un fijador de la fruta en planta que ayuda a programar el avance de la madurez de la fruta pero sin afectar la evolución del color y el tamaño.

Es una herramienta para el manejo de la cosecha que permite a su vez un ingreso de fruta al galpón de mejor calidad, color y en tiempos preestablecidos.

Las condiciones de madurez que presenta la fruta del Valle de Río Negro y Neuquén son homogéneas, por carecer de diferencias de altitud las distintas zonas de producción. Cabe señalar que la cosecha en nuestra región se produce en tiempos mínimos, lo que genera importantes pérdidas por falta de eficiencia. Con este nuevo producto, la recolección de fruta se puede hacer escalonada (estirar en el tiempo), mejorando las condiciones de color y tamaño sin afectar los indicadores de madurez.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *