10 de noviembre de 2014 23:40 PM
Imprimir

EE.UU. mantiene restricciones a la importación de arándanos chilenos

A pesar que la cosecha de arándanos ya comenzó en la zona, aún no existe respuesta a las peticiones oficiales que hizo Chile a Estados Unidos para reconocer zonas libres de Lobesia Botrana, o Polilla de la Vid, y evitar la obligación de fumigar que impuso EE.UU. a las zonas de mayor producción del país como son la Séptima y Octava regiones

Al respecto La Discusión conversó con Rodrigo Astete, jefe de la división Protección Agrícola y Forestal del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG.

 

-Cuando se reinició la campaña contra la Lobesia Botrana, se señaló que la seriedad con que Chile enfrentaría este problema sería definitoria en las medidas que podría adoptar Estados Unidos para la recepción de exportaciones de arándanos este año. A días del inicio de la cosecha, ¿cuáles son las novedades en este aspecto para los productores?
-Durante el mes de septiembre se sostuvo una reunión con el organismo fitosanitario oficial de Estados Unidos, el Animal and Plant Health Inspection Service (APHIS), en la que entregamos una propuesta para modificar la actual exigencia cuarentenaria de dicho mercado, como es la fumigación con bromuro de metilo para los envíos de arándanos provenientes de las regiones de O’Higgins, Maule y Bío Bío. Nuestro planteamiento apunta a que dicho requisito no sea exigido a los predios donde no está presente la plaga.
Tuvimos una positiva recepción de parte de APHIS, pero el organismo está evaluando la medida todavía y estamos a la espera de su respuesta. Por lo pronto, nos solicitaron enviar periódicamente información sobre los estados de avance de los distintos vuelo y las poblaciones la polilla, lo que estamos haciendo.

 

 -¿Existe una dimensión del daño económico causado por la plaga?

El principal daño económico está dado por el mayor costo que se origina por la exigencia de fumigar la fruta y por la pérdida de la vida postcosecha que provoca el agroquímico.
En el caso de las vides, tenemos conocimiento de que la pérdida de producción por daño directo de la plaga podría llegar hasta un 80% en aquellos predios donde no se toman medidas para su control.

 

-¿Cuál es la situación actual para la exportación de arándanos a EE.UU.?

-Al igual que en la temporada anterior, la fruta producida en las regiones de O’Higgins, Maule y Bío Bío tiene como condición de ingreso a dicho mercado la fumigación con bromuro de metilo.

 

-¿Podría declararse la zona de Ñuble libre de Lobesia Botrana en arándanos, esta temporada?
-Es algo que se encuentra en evaluación todavía. Alcanzar la posibilidad de declarar zona libre de la plaga va a depender del manejo fitosanitario que realicen los productores en esta temporada, de forma que no aparezcan brotes de la plaga y se controles aquellos que existen.

 

-¿De no haber una definición aún en EE.UU., cuáles son los escenarios para los productores, en especial los orgánicos?

-El escenario actual es que tienen que fumigar hasta que no exista otra definición de parte de dicho mercado. Los productores orgánicos están afectos a la misma regulación. Por eso es tan importante que se realicen todos los controles fitosanitarios que se han definido.

 

– ¿Existe una evaluación de la etapa de control a través de confusión sexual?

-Todavía nos encontramos en el período del primer vuelo de Lobesia Botrana, así que estamos en el proceso de evaluar cuál ha sido el impacto de haber aumentado la confusión sexual.

 

 -Entendemos que la política es erradicar la plaga… ¿En qué plazo? ¿Si pudiera hacer un esbozo de la estrategia?

-La estrategia nacional tiene el gran objetivo de erradicar la plaga a mediano y largo plazo; siempre y cuando todos quienes tienen alguna responsabilidad en esta lucha contra la Lobesia hagan lo que les corresponde. Con esto nos referimos no solo al rol del Estado, sino que también a los privados en tanto productores, comercializadores y otros en la cadena.
La estrategia contempla una zona de supresión y erradicación de la plaga, que considera las regiones de Atacama, Coquimbo,  Valparaíso, Bío Bío y Araucanía, donde iremos declarando áreas libres de Lobesia en la medida que se evidencien los resultados de las acciones de control.

Pero en las regiones Metropolitana, de O’Higgins y Maule, la plaga tiene mayor presencia en viñedos y huertos de uva de mesa; y ahí estamos focalizados en contener y suprimir la plaga para que no se propague hacia otras regiones y disminuir las poblaciones, pero no tenemos certeza del plazo en que se va a lograr la erradicación.

-Qué efecto tiene la Lobesia Botrana en uva vinífera en la zona. Pareciera que es menor, ya que solo se produjo notoriedad pública cuando la polilla se detectó en arándanos.

 -Efectivamente la presencia de la plaga está concentrada en las áreas urbanas, donde ha ocurrido el 98% de las capturas. Por eso nuestra prioridad ha sido suprimir la plaga en las ciudades para evitar  que se propague hacia los viñedos y los huertos de arándanos. La notoriedad en arándanos se produce debido a la restricción cuarentenaria que impuso Estados Unidos al establecer la exigencia de fumigación con bromuro de metilo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *