10 de noviembre de 2014 13:40 PM
Imprimir

En Chile la seguridad en campos y ambiente laboral, las mayores inquietudes de los agricultores para los próximos cuatro años

Las variables más optimistas, en tanto, se refieren a las perspectivas del dólar y de los mercados externos para exportación

La visión más negativa de los agricultores en los próximos cuatro años, se refiere, por lejos, a la seguridad en los campos.

Esa es una de las principales conclusiones que se desprende de la última encuesta realizada por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), que se realizó en el marco del seminario Enagro 2014, donde el 64% de los trabajadores de la industria catalogó como mal y muy mal el comportamiento esperado de esta variable.

En este sentido, la gerenta de estudios de la SNA, Ema Budinich, explica que los robos y asaltos en los campos son hechos que se están dando cada vez con mayor frecuencia en el país. “Últimamente han recrudecido los actos de violencia en el campo en todas partes. Más allá de lo que es la situación concreta en la Araucanía, en el sector rural hay mucho más actos de asaltos y robos (como camiones con ganado) que antes y eso los agricultores lo transmiten”, afirma.

En segundo término, ubican al ambiente laboral, el clima de negocios y la disponibilidad y gestión del agua, con el 31%, 30% y 28% de los agricultores que le asignan evaluación negativa, respectivamente.

Budinich señala que en cuanto al ambiente laboral, la principal incertidumbre surge de la discusión de la reforma laboral que está impulsando el Gobierno. “No se conoce el proyecto concretamente (…) El Gobierno ha informado al sector privado de los temas que piensa abordar, pero no ha habido intercambio de ideas. La verdad es que los conceptos que se han informado generan incertidumbre, porque en general son malas ideas, pero en particular para la agricultura”, asegura.

Asimismo, la ejecutiva afirma que el clima de negocios en el país es visto con preocupación debido al aumento del desempleo, la caída de la actividad económica y las reformas estructurales que está impulsando el Gobierno. “El cúmulo de reformas empiezan a mover los cimientos sobre lo que está basado nuestro sistema económico que se ha estructurado y que ha demostrado ser exitoso. Las reformas que se están discutiendo van en contra de un ambiente con reglas claras sobre las cuales proyectarse en futuro”, comenta.

De acuerdo con la encuesta, la variable que es percibida con mayor grado de incertidumbre por parte de los agricultores es la condición climática. En contraste con lo anterior, el mayor optimismo se refiere a las perspectivas del dólar y de los mercados externos para exportación. En segundo orden de evaluación positiva, los agricultores ubican a la competencia con productos importados y la condición fito y zoosanitaria.

Se atrasan inversiones en la industria

Otra de las realidades que se evidenció a través de la encuesta es que está aumentando el número de agricultores que deciden postergar sus planes de inversión. Si en 2013 el 34% tomaba esta alternativa, este año la cifra subió al 41%.

Budinich señala que si bien esta temporada la agricultura tiene mejores condiciones que la anterior en términos de competitividad, la decisión que están tomando los agricultores de atrasar los desembolsos tiene que ver con variables estructurales como es la institucionalidad para hacer negocios.

En cuanto al proyecto de reforma al Código de Aguas que ingresó el Gobierno al Congreso, la encuesta revela que concita en promedio dos tercio de rechazo.

La propuesta que tiene la menor aceptación es la de “cambiar la naturaleza del derecho de aprovechamiento, de perpetuo a temporal” (94% no la apoya), junto con “facultar a la DGA para reducir y redistribuir temporalmente los derechos de agua”. La inconstitucionalidad fue la razón mayoritaria de rechazo para ambas propuestas.

Una fracción mayoritaria de los agricultores encuestados aducen el riesgo de discrecionalidad para no apoyar las propuestas referidas a “caducar los derechos consuntivos si no se hacen efectivos en cuatro años”, “aumentar el pago de la patente por no uso” y “priorizar la preservación ecosistémica por sobre los usos productivos del agua”.

 

47%
de los agricultores, en promedio, se financian con recursos propios y la principal fuente externa de recursos es la banca comercial con 28%.

 

32%
de los agricultores estima que en esta temporada le irá mejor que el año pasado. Los sectores que esperan un mejor desempeño son frutas y vinos.

 

3,2
es la nota que pusieron los agricultores a las medidas propuestas y/o implementadas por el Gobierno en relación con su impacto en la industria. Las peor evaluadas son “prohibir la contratación de personal de remplazo en período de huelga” y el “cambio del derecho de aprovechamiento de perpetuo a temporal”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *