11 de noviembre de 2014 13:21 PM
Imprimir

La previsión de más soja en EE.UU. deprimió los precios en Chicago

Los precios de la soja cerraron en baja ayer en la Bolsa de Chicago, luego de que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) elevó de 106,87 a 107,72 millones de toneladas su cálculo sobre la producción estadounidense de la oleaginosa 2014/2015.

Al cierre de las operaciones, las pizarras mostraron quitas de US$ 4,04 y de 3,67 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 376,90 y de 378,56 dólares por tonelada. Ante los nuevos números oficiales, los fondos de inversión liquidaron 7000 contratos, por poco más de 950.000 toneladas.

El aumento productivo hecho por el USDA en su nuevo reporte mensual de oferta y demanda de granos fue la consecuencia de un rinde promedio nacional ahora estimado en 31,94 quintales por hectárea, por encima de los 31,68 quintales del trabajo anterior, pero levemente por debajo de los 32,02 quintales proyectados por los operadores.

Para amortiguar el impacto de la cosecha sobre las existencias finales, el organismo estadounidense elevó la molienda; el uso total, y el saldo exportable. Así, el stock para el cierre de la campaña fue proyectado en 12,25 millones de toneladas, casi sin cambios frente a los 12,26 millones de octubre, pero por encima de los 12,03 millones estimados, en promedio, por el mercado.

En cuanto a América del Sur, el USDA dejó sin cambios sus cálculos para Brasil y para la Argentina, dado que volvió a proyectar las cosechas en 94 y en 55 millones de toneladas, respectivamente. Tampoco modificó su previsión sobre las importaciones de China y de la Unión Europea, que quedaron en 74 y en 12,75 millones de toneladas.

En el mercado doméstico, las fábricas propusieron $ 2400 por tonelada de soja con entrega inmediata para las terminales ubicadas en la costa del Paraná, sin cambios respecto del viernes. Fuentes del sector señalaron que el volumen de ventas fue muy reducido a dicho valor. “Recién a partir de $ 2450 aparece algo de oferta”, comentó un operador y añadió que ese precio se alcanzó por fuera del circuito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en acuerdos directos, con condiciones específicas en cuanto a volumen y a forma de pago.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, los compradores ofrecieron ayer 2350 y 2200 pesos por tonelada de soja disponible, 30 pesos menos que el viernes.

Si bien no hubo ofertas abiertas, la soja de la próxima cosecha, con entrega en mayo en la zona de Rosario, se habría negociado en torno de los 250 dólares por tonelada, por encima del rango vigente en la rueda anterior, de 240/245 dólares. Una buena parte de los vendedores espera que la oleaginosa 2014/2015 alcance los 260 dólares para concretar operaciones.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la soja retrocedieron US$ 4 y 2,30, mientras que sus ajustes fueron de 286 y de 251,70 dólares.
Maíz y trigo

Para las cotizaciones del maíz, el informe mensual del USDA resultó positivo, dado que el organismo redujo de 367,68 a 365,95 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha estadounidense, contra los 369,61 millones calculados por los operadores. A partir de compras de los fondos de inversión por 8000 contratos, equivalentes a poco más de un millón de toneladas, los contratos diciembre y marzo del cereal en Chicago sumaron US$ 0,69 y 0,59, en tanto que sus ajustes resultaron de 145,37 y de 150,39 dólares por tonelada.

Además de la reducción de la cosecha -continúa siendo récord-, el USDA estimó las existencias finales estadounidenses en 51,01 millones de toneladas, por debajo de los 52,85 millones del mes pasado y de los 54,23 millones previstos por el mercado. La suba de los precios no fue mayor ayer por la nueva caída del valor del petróleo (pasó de 78,65 a 77,40 dólares) y por la firmeza del dólar frente al euro, que llevó la relación entre ambas monedas de 1,2445 a 1,2430.

En su reporte mensual, el USDA estimó la producción de maíz de la Unión Europea en 73,05 millones de toneladas, por encima de los 71,02 millones de octubre. Sus importaciones fueron reducidas de 7 a 6 millones. Para la Argentina, el organismo mantuvo sin cambios su previsión de cosecha, en 23 millones de toneladas, pero recortó de 14 a 13 millones el saldo exportable.

La plaza local mostró pocos cambios para el maíz, que se cotizó a $ 1070 para Bahía Blanca (entrega inmediata) y a $ 1000 para San Martín (descarga desde el 15 del actual), sin variantes. Los consumos ofrecieron entre 950 y 1150 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

El trigo nuevo para entrega entre febrero y marzo se cotizó a US$ 130, mientras que la mercadería para abril/mayo lo hizo a US$ 128. Para Bahía Blanca, los interesados habrían ofrecido hasta US$ 135 para el bimestre abril/mayo. En el Matba, la posición abril se mantuvo en US$ 133.

Acerca del trigo argentino, la exportación volvió a pagar $ 1100 por cereal disponible en Rosario, sin cambios, en tanto que los molinos ofrecieron entre 1200 y 1450 pesos. El trigo nuevo se cotizó a US$ 165 en Bahía Blanca, con un alza de US$ 5. El USDA estimó la cosecha argentina en 12 millones de toneladas, sin cambios.
Con atrasos, en Brasil avanza la siembra de soja

SAN PABLO (Reuters).- Una mejor distribución de las lluvias sobre áreas productoras de soja permitió un salto en la siembra brasileña durante la semana pasada, del 29 al 46% del área prevista. No obstante, la implantación todavía está atrasada respecto de los años anteriores, dijo ayer la consultora local AgRural. “El actual avance de la siembra está por debajo del 59% vigente un año atrás y del 61% promedio de los últimos cinco años.”
La firma indicó que a pesar de que las lluvias aún no están totalmente normalizadas, las mejoras en cuanto a volúmenes y a distribución favorecieron la siembra de soja en la primera semana de noviembre. Y añadió que la siembra tardía no implica necesariamente pérdida de productividad, “aunque la sequía de octubre podría resultar en un menor potencial de rinde”.
Si bien hasta el momento AgRural mantiene su estimación de cosecha en 94,9 millones de toneladas, ayer advirtió que “no se descarta una reducción a inicios de diciembre, cuando nuestros números serán revisados”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *