11 de noviembre de 2014 13:20 PM
Imprimir

Para Cristóbal López, el dulce de leche es un negocio amargo

CompartiremailFacebookTwitterTres años después de haber puesto un pie en el negocio lácteo con la compra de La Salamandra, la emblemática marca de dulce de leche premium y mozzarella de búfala, el empresario Cristóbal López decidió cerrar ayer la producción de la empresa y suspender a sus 34 empleados. Para López, esa actividad se volvió inviable […]

Tres años después de haber puesto un pie en el negocio lácteo con la compra de La Salamandra, la emblemática marca de dulce de leche premium y mozzarella de búfala, el empresario Cristóbal López decidió cerrar ayer la producción de la empresa y suspender a sus 34 empleados.

Para López, esa actividad se volvió inviable por el aumento de los costos, en medio de una creciente inflación y las dificultades para seguir aumentando el precio de venta de un producto gourmet sin que los clientes dejaran de comprarlo.

En septiembre de 2011, el empresario, dueño de Indalo, un grupo que incluye construcciones, casinos, combustibles, alimentos y, entre otros medios, C5N y Radio 10, le compró La Salamandra a Cristina Miguens, a cambio de US$ 7,5 millones.

La compañía había sido fundada en 1991 por el economista Javier González Fraga. Miguens ya era accionista y luego pasó a controlar el 100% de la empresa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *