11 de noviembre de 2014 22:58 PM
Imprimir

Destacan ventajas del uso de drones en agricultura de precisión

CHILE : Según el director del programa nacional de agricultura de precisión del INIA, Stanley Best, “hoy la tecnología nos permite decirle al productor qué tiene que hacer y cómo, de manera eficiente".

El uso de drones (vehículos aéreos no tripulados) en la agricultura es una práctica cada vez más común, y es que los buenos resultados en términos de eficiencia son confirmados por los agricultores, como también por investigadores.

Se reconoce su ayuda para la maximización de rendimientos, ya que a diferencia del agricultor que debe desplazarse por el campo, buscando “a ojo” las deficiencias que puedan existir en el cultivo, el dron vuela sobre el campo y logra recabar información sobre el estado de los cultivos, con mayor precisión, gracias a la captura aérea de fotografías termales y multiespectrales, además de cámaras time-lapse para el seguimiento del fruto y su fenología, y detectores espectrales para la determinación de parámetros químicos.

Esto, indicó el ingeniero agrónomo y director del programa nacional de agricultura de precisión del INIA, Stanley Best, permite remediar los problemas con eficacia, en las zonas exactas en que se requiere y a menor costo. “Cuando entro al huerto y veo que tengo plantas secas, es un síntoma de falta de riego, pero que se puede detectar mucho antes a través de la fotografía multiespectral, lo mismo que problemas de nutrición y otros. Eso me permite responder antes de que el problema avance y se vuelva incontrolable, y en las zonas que realmente lo necesiten, lo que además, significa que podemos hacer la remediación a menor costo y con menos insumos, lo que implica una agricultura más sustentable”, expresó.

Según Best, “el productor necesita tener información certera para tomar medidas, y hoy la tecnología nos permite decirle al productor qué tiene que hacer y cómo, de manera eficiente”.

El investigador explicó la importancia de conocer las potencialidades de estas tecnologías, ya que tienen útiles resultados en las prácticas agronómicas: “podemos ir mejorando la eficiencia del campo en distintas etapas de manejo, como la fertilización y la aplicación de agroquímicos, incluso, de la cosecha, por ejemplo, conociendo a través de los polifenoles los cuarteles en que la fruta es de mejor calidad o está en grado de madurez, lo que me permitiría saber dónde cosecho manual o dónde en forma mecanizada. Todo esto ayuda a mejorar la toma de decisiones productivas gracias a un mejor conocimiento de los procesos y fenómenos”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *