13 de noviembre de 2014 19:21 PM
Imprimir

Una carambola a cuatro bandas

CompartiremailFacebookTwitterUna megacosecha en Estados Unidos y precios bajos desalentaron la siembra de maíz en América del Sur. Y eso, en teoría, podría ser alcista en el mediano plazo si esta baja se da en Estados Unidos para el año próximo. Pero lo más importante a nivel regional puede ser lo que suceda con la soja […]

Una megacosecha en Estados Unidos y precios bajos desalentaron la siembra de maíz en América del Sur. Y eso, en teoría, podría ser alcista en el mediano plazo si esta baja se da en Estados Unidos para el año próximo. Pero lo más importante a nivel regional puede ser lo que suceda con la soja en Brasil, su efecto en las expectativas de los productores maiceros paraguayos y el impacto en el mercado local.
Es una jugada a varias bandas que hay que observar ya que en principio no se ata cómo le vaya a la soja en Brasil a los precios del maíz en el mercado local. Y es que el retraso de la siembra de soja en los principales estados brasileños llevaría a una caída en la superficie dedicada al llamado maíz safrinha, que se planta entre enero y febrero.

En Brasil, al influjo de la recuperación en Chicago y de un dólar más alto, los precios del maíz en reales se han afirmado. A eso se suma la perspectiva de una menor producción en 2015. Algunas consultoras ya manejan cifras entre 68,6-69 millones de toneladas frente a la previsión del gobierno de 77,78 millones/t. El director de Soybean & Corn Advisor, Michael Cordonnier, remarcó las previsiones de las gremiales de productores sobre una caída del área de safrinha en Mato Grosso que podría llegar al 30%.
En Paraguay un operador y consultor del mercado de granos confirmó a Monitor Agrícola que los productores de ese país están administrando sus ventas pensando en valores mayores a los actuales. “La retención es muy fuerte, es difícil que vendan a estos precios porque saben lo que está pasando en la región con la siembra.

El consultor se refirió a la menor área de safrinha de maíz prevista para Mato Grosso y Mato Grosso do Sul debido a la demora en la siembra (y por ende cosecha) de la soja. Aludió también a que los operadores saben de la menor área de maíz de verano en Brasil y en Uruguay. “Por todo eso creen que los precios seguirán subiendo”, dijo el consultor, quien consideró que la apuesta alcista puede ser la correcta. Los precios a levantar de los silos están entre US$ 125-US$ 130 por tonelada y en los puertos sobre el río Paraguay entre US$ 145-US$ 148 por tonelada.

En el mercado local los precios se han estabilizado con algunos reportes de precios algo más caros en Paraguay para el maíz. La Cámara Mercantil estableció un rango de precios para el maíz importado entero (de Paraguay) entre US$ 205-US$ 210 por tonelada puesto en Montevideo frente a un rango anterior entre US$ 200-US$ 210 por tonelada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *