13 de noviembre de 2014 09:24 AM
Imprimir

Australia: acuerdo de libre comercio con China podría eliminar aranceles lácteos

La industria lechera australiana y los importadores chinos de productos lácteos podrían ahorrar más de USD 630 millones de derechos arancelarios, si Australia llega a un acuerdo de libre comercio con China, que coincide con el acuerdo de Nueva Zelanda.

La importancia económica de un acuerdo de libre comercio con China para la industria lechera y de la cadena de suministro de exportación figura en un reciente boletín a los granjeros lecheros del grupo de Estados Dairyfarmers de Victoria (UDV).

El boletín dice que los productores de productos lácteos, que exportaron el año pasado a China, pagaron más de USD 31 millones en derechos arancelarios. Sin un acuerdo de libre comercio, el total de los derechos devengados podría aumentar significativamente en los próximos años, ya que la demanda en China por los productos lácteos australianos y los volúmenes de exportación aumentan.

La UDV quiere que los aranceles a las exportaciones de lácteos australianos a China estén al mismo nivel que los aplicados a los productos de Nueva Zelanda. En 2019, se espera que todos los productos lácteos australianos exportados a China queden libres de aranceles.

Se espera que el acuerdo ofrezca beneficios significativos a la agricultura australiana a los segmentos de productos lácteos y la horticultura, como principales beneficiarios.

El Presidente de la UDV, Tyran Jones, explicó que Nueva Zelanda tiene un trato particularmente bueno, siendo un punto de referencia por lo que se espera que Australia y China puedan negociar con éxito un acuerdo de libre comercio.

El mercado de productos lácteos en China creció un 40% en los últimos 12 meses, lo que representa un crecimiento enorme. Australia quiere asegurarse de estar en el mercado y de poder competir ya que es una oportunidad de crecimiento para la industria local. Actualmente, los productos lácteos australianos de exportación a China hechos de leche descremada y leche maternizada se enfrentan a un arancel de 15%, mientras la alternativa Kiwi no paga ninguna tarifa.

Las exportaciones australianas de leche y de crema tienen una tarifa del 15 %, mientras que para los productos de Nueva Zelanda es sólo de 4,5%; el queso australiano enfrenta un arancel de 12%, mientras que el queso neozelandés tiene uno mucho menor de 3,6%. Para las exportaciones de mantequilla, es similar: el producto australiano enfrenta un arancel de 10%, mientras que el neozelandés solo tiene un arancel de 3%.

La comparación muestra el inconveniente actual que enfrenta la industria lechera australiana que podría exacerbarse si no se resuelve un libre comercio con China. Según el acuerdo existente entre Nueva Zelandia y China, las exportaciones de leche, crema, mantequilla y queso quedarán libres de aranceles, a partir de 2017.

La demanda china de productos lácteos ha aumentado a la par de los ingresos de cientos de millones de personas de clase media que están adoptando una dieta más occidentalizada. La reputación de Australia por su producción agrícola limpia y verde es un punto importante para la comercialización en China. Además, los consumidores chinos no se han olvidado del escándalo que rodeó a una compañía con sede en Shijiazhuang, cuya leche en polvo envenenada fue responsable de al menos cuatro muertes y enfermedades en casi 53.000 bebés, en 2008.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *