14 de noviembre de 2014 01:31 AM
Imprimir

Todos contra el picudo: accionan nuevas estrategias para frenar su reproducción

El Ministerio de Producción del Chaco, por medio de la COPROSAVE (Comisión Provincial de Sanidad Vegetal), brindará capacitaciones a técnicos y definirá con los productores algodoneros las acciones que se deben ejecutar en terreno para poder frenar el avance del picudo en territorio provincial, cuya presencia fue confirmada por la red de monitoreo del SENASA, encendiendo una luz de alerta.

El clima, con períodos de lluvias importantes en las últimas semanas, lo cual se extendería hasta la finalización del corriente año, contribuyó a la expansión de la principal plaga del textil, a lo que se suma la ausencia de un vacío sanitario entre una y otra campaña agrícola.

 

El objetivo es que todos los técnicos y productores unifiquen el trabajo a desplegar, lo cual permitirá superar esta situación. Esta realidad fue analizada durante una nueva reunión de la COPROSAVE que se llevó a cabo en la mañana del martes pasado en la sede del Ministerio de Producción, siendo encabezada por el titular de esa cartera Miguel Tiji, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Agricultura Pablo Baluk y los directores de Algodón Guido Copetti, de Fiscalización y Control Fitosanitario Juan Chancalay y de Apoyo Territorial y Agencias Aníbal Vilchez.

 

 

En representación del SENASA asistieron Belén Burdyn, Julio González y Gustavo Blanco, por el INASE (Instituto Nacional de Semillas) Josefa Marinich, por el INTA Mariela Fogar y María Simonella, por la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE Oscar Ayala, por FULCPA (Fundación lucha contra el picudo del algodonero) Marcelo Polak, por la Cooperativa Agropecuaria Sáenz Peña Limitada Pablo Ariel Markovich y los técnicos del Ministerio de Producción Luciana Gauna y Omar Villalba.

 

También concurrió a esta reunión de la Comisión Asesora Técnica (CAT) de COPROSAVE el director de Agricultura de la provincia de Santiago del Estero Guillermo Carrera. Si bien es cierto que la COPROSAVE cuenta con protocolos pre determinados para el cultivo de algodón, los técnicos coinciden en que esta es una circunstancia especial, lo cual fue expuesto en esta mesa de trabajo.

 

La campaña algodonera 2014/2015, que inició el pasado 1 de octubre, está coincidiendo en algunos sectores de la provincia con la finalización de la campaña anterior, situación esta que no permitió contar con lo que se conoce como vacio sanitario.

 

La red de monitoreo que tiene el SENASA en toda la provincia reflejó que existe un índice elevado de capturas de picudo, lo cual evidencia claramente la presencia de la plaga. Debido a esta realidad es que se recomienda a los productores algodoneros tomar algunas consideraciones desde la etapa de la siembra hasta 40 días después (pimpollado). Desde la cartera productiva se coincidió en la necesidad de focalizar el trabajo técnico en el manejo del picudo, pero sin desatender las otras plagas tempranas.

 

 

Baluk: el clima favorece la plaga

Al término de la reunión de la COPROSAVE, el subsecretario de Agricultura, Pablo Baluk, reconoció que “existe preocupación por parte del Gobierno provincial ante los relevamientos que confirman la presencia del picudo. El clima está favoreciendo a la plaga. Terminamos una cosecha muy tarde, donde se detectó una gran cantidad de picudo. Esto nos indica que en aquellos lotes donde se realiza siembra inmediata exista la posibilidad de presencia de picudo y esto es preocupante”.

 

Baluk agregó que “nuestro objetivo es que se tomen las precauciones por parte de los productores y que los técnicos acompañen en cada una de las medidas que se deben tomar.

 

En esta reunión de la Comisión Asesora Técnica de COPROSAVE están representadas todas las instituciones que tienen relación con la actividad algodonera. Nosotros haremos reuniones de capacitación para productores y técnicos. La semana que viene nos vamos a reunir en Casa del Campo para fijar criterios y todos se manejen con una misma metodología con respecto a la plaga”.

 

“Es importante que se realicen pulverizaciones en borde, el clima está abriendo la posibilidad de que exista una mayor presencia de picudo. No hay una receta única. Queremos un criterio común que manejen todos los técnicos que están relacionados con el algodón. Insisto, este año puede ser importante la presencia de la plaga en toda la provincia y es por eso que todos tenemos que estar en la misma sintonía y en estado de alerta”, señaló el funcionario. Finalmente, el subsecretario de Agricultura, Pablo Baluk, destacó que “aquel productor que haga un algodón que sea rápido, de ciclo corto, que no esté tan expuesto a la naturaleza, que se coseche rápidamente, es el que le seguramente va a tener una mayor rentabilidad”.

Principales recomendaciones

La COPROSAVE recomendó a los productores algodoneros que ya tengan colocadas trampas 60 días antes de la siembra, distanciadas a 100 metros, así como el uso de semillas fiscalizadas con un buen poder germinativo y tratadas con insecticida, para asegurar que estén cubiertas por 20 a 25 días.

En este momento, 20-25 días después de la emergencia, pulverizar hacia adentro en los bordes, 3 metros como mínimo, con aceite (rotura rápida) más insecticida en todo el perímetro. Repetir esta aplicación cada 10-15 días. Monitorear semanalmente. Ante cualquier duda el productor debe consultar a su técnico de confianza.

Reunión en Sáenz Peña

También en este ámbito de la COPROSAVE se acordó realizar una reunión con los técnicos privados y oficiales de toda la provincia el miércoles 19 de noviembre, en la Casa del Campo de Presidencia Roque Sáenz Peña, donde se acordarán las distintas acciones a desarrollar para evitar la proliferación del picudo en los cultivos de algodón y poder disminuir los daños que ocasiona la plaga.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *