14 de noviembre de 2014 09:53 AM
Imprimir

Acopiadores rechazan cobro de regalías de soja vía comercio granario

Exportadores habrían buscado insertar cláusulas novedosas en los contratos de compraventa de cereales. Los acopiadores lo rechazaron
Por el cobro de regalías semilleras en soja, casas corredoras advirtieron a sus clientes que “algunos exportadores e industrias están queriendo que se inserte en los contratos de compraventa” una cláusula en la que se autoriza al vendedor a descontar dicho cobro.
 
La cláusula en cuestión, que ya disparó polémicas, indica que el productor, procesador, acopiador “reconoce y acepta que el grano de soja que entrega, vende o consigna descripto en el presente documento podría contener tecnología patentada por terceros”, y cuyo uso por parte de los mismos “origina el pago de regalías a favor del propietario de la tecnología patentada…”
 
En tal caso el vendedor “acepta que el grano que entrega, vende o consigna sea analizado a fin de identificar la presencia de tecnologías patentadas por terceros y en caso de detectarse la misma, de corresponder, se le descuente el importe de la regalía correspondiente y/o el pago sustituto, el cual será especificado en forma periódica por el propietario de la tecnología”. 
 
La cláusula además establece los pasos a seguir en caso de generarse “controversia o disputa derivada del resultado del análisis” que será dirimido por la Cámara Arbitral de Cereales de cada jurisdicción, entre otras cuestiones. La cláusula “es válida solo para soja con entrega a partir de la cosecha 2015”, indica la fórmula.
 
El miércoles la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales que preside Fernando Rivara, emitió una misiva a sus socios con la que expresa su “total rechazo” a la forma que habrían intentado incorporar “en forma unilateral y arbitraria” en los contratos de compraventa algunas exportadoras para el cobro de regalías.
 
Aceptar la controvertida cláusula implica para la Federación, una “peligrosa y aberrante práctica” de utilizar el comercio de granos para “compensar deudas que pudieran existir entre terceros”, situación que generaría “incertidumbre económica e inseguridad jurídica” quebrando los usos y costumbre comerciales ya históricos.
 
La Federación señala además que las empresas dueñas de los eventos “tienen derecho a cobrar por los avances tecnológicos, y son suficientemente importantes y eficientes, como para desarrollar sus propios mecanismos de cobranzas, sin entorpecer las transacciones y relaciones comerciales entre las partes”.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *