14 de noviembre de 2014 13:30 PM
Imprimir

Medida de fuerza de SENASA complica a la industria pesquera

Este miércoles se cumplió el segundo de los cuatro días de paro definidos en el plan de lucha que lleva adelante el personal profesional, técnico y administrativo del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

El personal reclama la apertura de la negociación paritaria para el organismo, una recomposición salarial y un bono de fin de año de 4 mil pesos. “Hace casi 8 años que logramos nuestro propio escalafón y carrera administrativa sectorial, pero nunca se abrió la paritaria”, denunciaron desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a través de un comunicado.

La medida complica a la industria pesquera de distinta forma, en función de la adhesión al paro de los distintos grupos ocupacionales del organismo. “El sector de CAPA, aprobación de expedientes, habilitaciones de destinos, se adhiere todos los días y si bien retrasa ciertos trámites, no es tan grave”, aseguró un empleado administrativo de una pesquera marplatense.

“El sector de documentación, como canje de sanitarios internacionales, también se adhiere toda la semana, y te complica porque no podés tener a tiempo la documentación para enviarle al cliente y cobrar”, resumió.

Los veterinarios de planta del organismo, que firman los sanitarios provisorios que se emiten luego de cada consolidado y están a cargo de la sanidad del frigorífico, se adhieren solo dos días, según dijeron ayer otros dos empresarios que mantenían contacto fluido con el área operativa.

“Acá sí nos genera más problemas porque hoy ni ayer (por el martes) pudimos cargar contenedores”, confió uno de ellos, ante la consulta de REVISTA PUERTO. Con la demora, tenían que revisar la hoja de ruta para saber si llegaban a tiempo para subirlos al buque de contenedores que zarpa del puerto porteño.

Los trabajadores de SENASA reclaman discutir en paritaria los adicionales que quedaron inconclusos desde que rige el nuevo escalafón. Piden por la equiparación salarial con otros organismos con los cuales comparten tareas de campo, pero en inferiores condiciones salariales, como AFIP, Aduana, Migraciones, INTA.

En los puertos patagónicos la medida de fuerza de SENASA cobra más significación porque la frecuencia con que llegan las navieras es mucho más dilatada que la del servicio desde Buenos Aires.

El barco entra cada dos semanas y si pierden la posibilidad de cargar, deben aguardar otras dos semanas, con el consiguiente incumplimiento con los clientes. “También nos complica desde lo operativo porque no podemos liberar lugar en cámara”, contó otro empresario que opera desde Chubut.

“Pedimos la inmediata sanción de la Ley de autarquía financiera del SENASA que le permita al organismo administrar autárquicamente sus propios recursos y su propia recaudación”, dijo ATE a través del comunicado.

Entre las últimas peticiones, desde la Asociación reclaman un régimen jubilatorio con el 82% móvil, similar al del INTA; y el bono de fin de año de 4000 pesos para todos los trabajadores del organismo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *