16 de noviembre de 2014 10:24 AM
Imprimir

El agro argentino crecerá menos

CompartiremailFacebookTwitterSostenida principalmente en la mejora de los rendimientos, la producción de granos de la Argentina aumentaría de los 105,7 millones de toneladas de esta campaña hasta llegar a 128 millones para 2024, lo que representaría un ritmo de crecimiento del 2,2% anual. Sostenida principalmente en la mejora de los rendimientos, la producción de granos de […]

Sostenida principalmente en la mejora de los rendimientos, la producción de granos de la Argentina aumentaría de los 105,7 millones de toneladas de esta campaña hasta llegar a 128 millones para 2024, lo que representaría un ritmo de crecimiento del 2,2% anual.

Sostenida principalmente en la mejora de los rendimientos, la producción de granos de la Argentina aumentaría de los 105,7 millones de toneladas de esta campaña hasta llegar a 128 millones para 2024, lo que representaría un ritmo de crecimiento del 2,2% anual, menor al de la década que pasó, según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El estudio fue elaborado por Julio Calzada, investigador jefe de la BCR, que tomó los datos de la Fundación INAI (Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales), identificando las principales tendencias para los próximos diez años para el campo y la agroindustria argentina.

La proyección es una visión de largo plazo sobre los niveles de comercio internacional, producción, consumo y exportaciones para distintos productos en la Argentina, basado en el concepto de “escenario continuación” y en un modelo matemático.

El modelo analiza los productos más relevantes de las principales cadenas de valor agroindustriales de la Argentina: cereales, oleaginosas, aceites, harinas, algodón, azúcar, carne bovina, porcina, aviar, leche cruda, leche fluida, manteca, queso, leche en polvo, biodiésel, bioetanol y DDG (granos y solubles).

Menor crecimiento

El informe indica que es importante considerar que la producción de granos en la Argentina creció en la última década (campañas 2003/2004 a 2012/2013) a un promedio del 3,2% anual y si en cambio se toma un promedio de 20 ciclos, el crecimiento fue del 4,5% anual. “Esto implica que el crecimiento previsto para los próximos 10 años será menor que el evidenciado en las últimas dos décadas”, sostuvo Calzada.

Por otro lado, el área cosechada en la Argentina con cereales y oleaginosas aumentaría a razón de un 1,2% anual, “pasando de 30,8 a 34,1 millones de hectáreas en 10 años, es decir 3,4 millones de hectáreas adicionales.

Comparando con el crecimiento en producción, se deduce que un 52% del crecimiento se explicaría por expansión de área, y si se analiza lo ocurrido en las últimas 20 campañas, en cambio, la expansión de área explicó un 70% de la producción, “lo que implica que el crecimiento de los rendimientos cobraría cada vez mayor importancia”.

Las exportaciones de granos pasarían -según el ERAMA- de 33,8 millones de toneladas en 2013-2014 a 46,4 millones de toneladas en 2023-2024, es decir que se incrementarían cerca de 12,6 millones de toneladas en diez años.

Esta cifra es muy inferior al incremento de 22 millones en la producción local, lo cual es un indicio de que aumentarían los usos domésticos, principalmente para procesamiento de las oleaginosas y alimentación animal.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *