17 de noviembre de 2014 13:06 PM
Imprimir

En el Gobierno, controlarán los contratos de regalías que promueve Monsanto

CompartiremailFacebookTwitterEl Gobierno sigue con atención la cláusula que la semillera Monsanto promueve en los contratos de compra y venta de granos celebrados entre productores y cerealeras. En estos últimos quedaría la responsabilidad para el control en un futuro, del cobro de las regalías por la comercialización de la nueva soja Intacta RR2. La firma en […]

El Gobierno sigue con atención la cláusula que la semillera Monsanto promueve en los contratos de compra y venta de granos celebrados entre productores y cerealeras. En estos últimos quedaría la responsabilidad para el control en un futuro, del cobro de las regalías por la comercialización de la nueva soja Intacta RR2.
La firma en la mira de todas la cadena granaria.

La firma en la mira de todas la cadena granaria.
“El productor/procesador/acopiador reconoce y acepta que el grano de soja que entrega, vende o consigna descripto en el presente documento podría contener tecnología patentada por terceros, cuyo uso origina el pago de regalías a favor del propietario de la tecnología patentada (…) y en caso de detectarse la misma, de corresponder, se le descuente el importe de la regalía”.
Esto es parte del nuevo contrato que empresas como Compañía General de Granos (CGC) y Toepfer, le enviaron a distintos corredores de granos impulsando de esta forma los nuevos documentos de soja para el 2015. El mismo fue revelado la semana pasada por distintas fuentes del mercado granario que se vieron sorprendidos por el texto.
Dicho ítem fue advertido por la Federación de Acopiadores de Cereales, que reconoció en un comunicado que “la firma dueña de los eventos tiene el derecho de cobrar por los avances tecnológicos” pero objeto que ésta es “lo suficientemente importantes y eficientes, como para desarrollar sus mecanismos de cobranzas”. Desde el sector manifestaron que éste tipo de contratos “rompe la relación con el cliente y todo por culpa de un tercero”, además “crea un precedente para que otros hagan lo mismo”. Lo cierto es que los acopiadores hace mucho que le habían informado a Monsanto que no aceptarían este mecanismo, pero la empresa decidió hacerlo de igual forma.
Desde el Gobierno, varias fuentes recalcaron “estar viendo y siguiendo con atención” los hechos, y si bien saben que es un contrato entre privados, manifestaron “estar atentos”. Por último, dejaron entrever que se están haciendo todas las averiguaciones para expresar algo al respecto.
Mesa de Enlace
Un actor que falta en todo esto es el productor. Productor representado por la Mesa de Enlace. Mas parece ser que no es lo mismo la pelea por la 125 que el cobro de regalías. Sólo Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), emitió un comunicado advirtiendo a sus afiliados de la letra chica y rechazó de plano “la inclusión de esta cláusula de forma compulsiva”. Desde la Federación Agraria Argentina, su presidente Eduardo Buzzi, reconoció que “desde hace mucho no tiene ni siquiera contacto telefónico con sus pares”, pero rescato que eso “no quiere decir que seamos condescendientes con Monsanto”. Pareciera que si.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *