18 de noviembre de 2014 10:30 AM
Imprimir

Australia: vigilancia contra plaga del escarabajo ayuda a mantener fuerte industria de la miel

Los apicultores de Tasmania poseen las colonias de abejas más saludables a nivel mundial y producen la miel más popular, pero la industria sigue estando bajo una nube.

La presidenta de la Asociación de Apicultores de Tasmania, Lindsay Bourke dijo que la industria de la miel tiene un valor de unos USD 10 millones, desarrollándose exitosamente con los cinco principales productores y reportando buenos ingresos con la miel de Leatherwood.

Bourke explicó que  la industria de manzanas y cerezas así como las semillas de hortalizas también dependen de los servicios de polinización, siendo también vulnerables.  El pequeño escarabajo de la colmena, una devastadora plaga de Sudáfrica, ha estado presente en toda Australia desde el año 2002.

Sólo el Estrecho de Bass y la cuarentena de Tasmania se han interpuesto entre el escarabajo y las abejas de Tasmania.  Las colmenas de Tasmania, libres de la enfermedad, producen muy por encima de su peso, hasta dos veces más de la miel de colmenas interestatales, de las cuales entre un 70 y 80% producen la magnífica miel de Leatherwood, con una venta a muy buen precio a clientes tan lejanos como Alemania, Jordania, China, Corea y los Estados Unidos.

Bourke explica que la época de floración del árbol leatherwood permite, a diferencia de los otros estados, que los apicultores de Tasmania no necesiten instalar excluidores para prevenir que la reina ingrese a las áreas de producción de miel de la colmena, interponiéndose en la cosecha de la miel. Esto ayuda a la inspección de las crías muy a menudo, como unas ocho a 12 veces al año, para asegurarse que no contraigan la enfermedad de loque americana y es por esto que las colmenas son las más saludables del mundo.

Bourke dijo que Tasmania era el único lugar del mundo donde las colonias de abejas no han sido devastadas por una combinación del pequeño escarabajo de la colmena y del destructor ácaro varroa, plaga que ha llegado a todas partes excepto a Australia y por los pesticidas.

Hay una demanda por este tipo de abejas alrededor del mundo. En otoño, Bourke planea extraer abejas para su exportación a América del Norte de sus 3.600 colmenas, siguiendo con el éxito de exportación del año pasado de 2.000 colmenas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *