18 de noviembre de 2014 00:43 AM
Imprimir

Preocupa a la UE las dificultades de los jóvenes en incorporarse a la agricultura

CompartiremailFacebookTwitterLas mayores dificultades de la Presidencia del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) son básicamente tres: el acceso al crédito, el acceso a la tierra y el intercambio de información. Esa trilogía surgió en la reunión mantenida el lunes 10 de noviembre en Bruselas, Bélgica, y la pregunta inmediata es qué […]

Las mayores dificultades de la Presidencia del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) son básicamente tres: el acceso al crédito, el acceso a la tierra y el intercambio de información.

Esa trilogía surgió en la reunión mantenida el lunes 10 de noviembre en Bruselas, Bélgica, y la pregunta inmediata es qué hacer para superar esas dificultades.

Al respecto se presentaron posibles soluciones que pasarían por brindar mejor acceso a la financiación y préstamos a través del Banco Europeo de Inversiones, mejorar las normas sobre ayudas para posibilitar la compra de tierras y facilitar el intercambio de información y prácticas a través de un “Erasmus” como el que existe a nivel universitario en toda Europa, informó Agro News Castilla y León en un artículo difundido por la propia Fao (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en su web.

La crónica de Agro News recuerda que el desempleo juvenil es alto, sobre todo en las zonas rurales, habiéndose registrado en mayo de 2014, 5,2 millones de jóvenes estaban desempleados en el ámbito de la UE-28, lo que equivale a más del 22 % de todos los jóvenes en la UE. Entre los dos últimos censos agrícolas, los números de jóvenes agricultores se redujeron en un 34 % entre 2000 y 2010, con sólo el 7,5 % de la población agraria menor de 35 años en comparación con 30 % más de 65 años en 2010.

Como se ve, la falta de renovación generacional es, también, un problema en la vieja Europa. La Política Agrícola Común (Pac) que se aplica en la UE desde los comienzos de la integración europea, cuando los Estados miembros acometían la reestructuración e incremento de su producción alimentaria, dañada por la Segunda Guerra Mundial, Actualmente, la Pac 2014-2020 incluye trascendentes medidas de apoyo a los jóvenes agricultores. Además de las medidas consolidadas previstas por el desarrollo rural, en el sistema de pagos directos, a partir del 1 de enero 2015, se dará una prioridad a este colectivo.

Para entender el peso de la agricultura en la UE téngase en cuenta que más del 90 % de los territorios de la Unión está cubierto por superficies agrícolas o bosques, y que la Pac se ha convertido en un instrumento fundamental para hacer frente a los nuevos retos de la calidad de la alimentación, el respeto del medio ambiente y los intercambios comerciales. La reforma de 2003 de la Pac constituyó un momento clave de la evolución de la misma al adaptarla a las nuevas exigencias de los agricultores, de los consumidores y del planeta, según lo establecido por el portal Europa.eu.

LAS BARRERAS A LOS JÓVENES.

Pero la vieja Europa sigue poniendo barreras que dificultan la llegada de jóvenes a la agricultura y la ganadería, como fue dicho esas barreras son 1) el acceso al crédito, 2) el acceso a la tierra, y 3) el intercambio de experiencias.

1) El acceso al crédito. Ante esa dificultad los Ministros de Agricultura proponen dar mayor participación al Banco Europeo de Inversiones (Bei) para proporcionar un apoyo financiero a los agricultores jóvenes que quieran acceder a esa financiación. Así, como lo hace con las Pymes, el Bei debe proporcionar acceso a la financiación y préstamos favorables debe estar disponible para los jóvenes agricultores que están tratando de iniciar un negocio en el sector agrícola, informó Agro News.

Dicho crédito, se debe dar cuando los jóvenes agricultores demuestran tener un profesional de las habilidades de cualificación o de formación y presentar un plan de negocios capaz de demostrar la calidad de la inversión propuesta.

Se combinará la participación del Bei con los instrumentos nacionales de cada país. 2. El acceso a la tierra. La regulación actual no permite apoyar a estos jóvenes dada la imposibilidad de promover la adquisición de la titularidad de la explotación.

Las normas actuales de la comunidad en materia de ayudas estatales permiten la compra de tierras agrícolas sólo dentro de un proyecto de inversión más amplio y dentro del 10 % del valor total de la inversión. Antes esto, se proponen que los jóvenes agricultores, deben ser una excepción de esta regla.

3. El intercambio de experiencia. Para facilitar el intercambio de información y experiencias profesionales entre diferentes realidades de la UE, podría ser útil poner en marcha proyectos como el “Erasmus” universitario.

Erasmus nació en 1987 y ha facilitado el estudio a 3 millones de europeos. Así como el proyecto Erasmus contribuye al objetivo al fomentar la movilidad de los estudiantes, un plan similar a nivel agrícola tendría resultados similares en el área de la producción del agro.

En el programa Erasmus los estudiantes pueden pasar una temporada en otro país, aprender un idioma extranjero y desarrollar su capacidad de adaptación, mejorando con ello su perfil; ello llevado al campo del agro sería altamente conveniente, pues abriría las mentes de los productores jóvenes que intercambiarían experiencias y mostraría realidades diferentes

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *