18 de noviembre de 2014 01:45 AM
Imprimir

La rabia y las personas en un país ganadero

URUGUAY : Una enfermedad a la que hay que concientizar desde pequeños; es una enfermedad que ataca el sistema nervioso y es mortal, aunque existen elementos para que no lo sea.

Recientemente se celebró el Tercer Encuentro Rioplatense entre academias, oportunidad en que se trató, dentro de la zoonosis, la rabia.

Luis Eduardo Díaz, vicepresidente de la Academia Nacional de Veterinaria, estos académicos binacionales conocen y trabajan activamente en la prevención de la rabia dentro del concepto de “Una salud”.

Entre los aspectos trabajados, Díaz manifestó que se pretende darle otra difusión a la enfermedad, buscando concientizar desde pequeños. Se trata de una enfermedad que ataca el sistema nervioso y que es mortal, aunque existen elementos para que no sea mortífera.

 

DESDE 1966.

En Uruguay no se registra casos de rabia en personas desde 1966, aunque si se han detectado focos en los últimos años. En el 2007 se encontró un foco de rabia paralítica en vacunos de Rivera y posteriormente en Tacuarembó y Cerro Largo. En esos casos se trabajó en forma conjunta con las unidades de sanidad de Brasil, “porque es la única forma de solucionarlo haciendo un enfoque regional” dijo.

Según Díaz, la reaparición de la enfermedad responde a los cambios medioambientales y los reservorios silvestres, que ha llevado a los murciélagos a adquirir de forma significativa la enfermedad. Es el caso de las especies que habitan en nuestro país, como la hematófago, Desmodus rotundus, murciélagos insectívoros o fructívoros.

 

REAPARICIÓN EN EL HOMBRE.

La reaparición en el hombre es difícil, pero no se descarta. El problema radica en los vectores, perros y gatos, que pueden ser mordidos por algún murciélago y luego transmitir la enfermedad. Es por ello que insisten en la necesidad de una campaña de información y educación a la población, orientada a los riesgos sanitarios posibles de la convivencia con las mascotas.

Aquellas personas que vean un cuadro de sintomatología nerviosa de los animales o que sepa de alguna mordedura, deben comunicarse con los técnicos y veterinarios de inmediato, porque conduce a la muerte del animal indefectiblemente más tardar en cinco días, subrayó el Dr. Luis Eduardo Díaz, vicepresidente de la Academia Nacional de Veterinaria

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *