19 de noviembre de 2014 18:10 PM
Imprimir

Descendió la soja de EE.UU. por la mayor competencia sudamericana

Los precios de la soja estadounidense bajaron ayer en la Bolsa de Chicago, como consecuencia de la firme competencia de la harina de soja sudamericana en el mercado global. Esta situación, además, fue tomada por los fondos de inversión para liquidar parte de su posición en el mercado y retirar parte de las ganancias acumuladas durante las semanas anteriores.

Al momento de fijar los ajustes, las posiciones enero y marzo de la soja perdieron US$ 4,69 y 4,78, en tanto que sus valores resultaron de 376,07 y de 378,83 dólares por tonelada. Durante la rueda los fondos se desprendieron de 8000 contratos, equivalentes a poco más de un millón de toneladas.

Desde el inicio de la jornada se sucedieron en el mercado los rumores sobre el cambio de origen en operaciones de venta de harina de soja a Europa, de puertos estadounidenses, a puertos brasileños. Por esto, la posición diciembre de la harina en Chicago cayó un 2,35%, al pasar de 426,70 a 416,67 dólares por tonelada.

La semana pasada sucedió algo similar, pero con mercadería de la Argentina que, no sólo reemplazó el origen estadounidense, sino que, incluso, fue con destino hacia puertos de los Estados Unidos, para abastecer las necesidades de engordadores de ese país que no estaban pudiendo abastecerse en tiempo y forma por la lenta llegada de la soja a las plantas procesadoras, debido a las complicaciones de logística existentes.

En el mercado local, las fábricas ofrecieron $ 2430 por tonelada de soja con entrega inmediata para las terminales de la zona de Rosario, un valor que quedó $ 30 por encima de la primera propuesta conocida anteayer. Fuentes del sector comercial no descartaron que por lotes importantes la demanda haya pagado entre 2450 y 2480 pesos, más cerca de los $ 2500 reclamados por los tenedores de la mercadería.

Si bien no hubo ofertas abiertas por soja de la próxima cosecha, el valor piso puesto por los vendedores volvió a ser 250 dólares por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la soja retrocedieron US$ 1,70 y 0,80, mientras que sus ajustes fueron de 286,30 y de 254,20 dólares por tonelada.

 
Cereales en retroceso

Por tercera rueda consecutiva, los precios del maíz cerraron en baja ayer en Chicago. En efecto, los contratos diciembre y marzo del cereal perdieron US$ 2,16 y concluyeron la jornada con ajustes de 146,45 y de 151,57 dólares por tonelada.
Influyeron en la nueva caída de las cotizaciones el rápido avance de la cosecha estadounidense -superó el 89% de la superficie apta- y las ventas concretadas por los fondos de inversión, que prolongaron la toma de ganancias iniciada el viernes pasado.

Otro factor negativo fue la noticia difundida por la consultora china JCI, que ayer señaló que China compró 400.000 toneladas de maíz ucraniano de la vieja cosecha y 1,1 millones de toneladas de la nueva cosecha. Cabe señalar que en su último informe mensual de oferta y demanda de granos, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) recortó su cálculo de importaciones chinas de maíz, de 3 a 2,5 millones de toneladas.

Por maíz argentino disponible los exportadores ofrecieron ayer $ 1100 por tonelada para Bahía Blanca, sin cambios, y se sumó una propuesta de $ 1020 para Necochea. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron de 970 a 1150 pesos por tonelada del cereal, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

El maíz de la próxima cosecha se mantuvo estable en Bahía Blanca, en US$ 140 por tonelada con entrega entre marzo y abril, mientras que para la zona de Rosario descendió US$ 2, hasta los US$ 138 por tonelada.
En el Matba, las posiciones enero y abril del maíz resignaron US$ 1,50, en tanto que sus ajustes fueron de 128 y de 138,50 dólares por tonelada.

Acerca del trigo, el contrato diciembre en Chicago y en Kansas bajó US$ 1,02 y 1,10, mientras que el valor de ajuste resultó de 201,72 y de 218,08 dólares por tonelada, respectivamente. La buena condición de los cultivos de invierno -anteayer el USDA relevó el 60% en estado bueno/excelente- y las bajas del maíz fueron los principales fundamentos negativos para el grano fino.

En el mercado local, los molinos ofrecieron de 1150 a 1300 pesos por tonelada de trigo. El cereal de la nueva cosecha se cotizó a US$ 150 en Bahía Blanca y a US$ 130 en la zona de Rosario, sin cambios.
Fuerte aumento de las compras de trigo nuevo

En su reporte semanal de comercialización agrícola, el Ministerio de Agricultura de la Nación indicó que entre el 6 y el 12 del actual la exportación compró 852.000 toneladas de trigo de la cosecha 2014/2015, muy por encima de las 132.300 toneladas adquiridas del 30 de octubre al 5 del presente mes.
Ahora, el total comprado por los exportadores subió a 1.978.800 toneladas y quedó un 140,20% por encima del volumen adquirido un año atrás, de 823.800 toneladas. Vale recordar que el 6 del actual el Gobierno habilitó un cupo de 1,5 millones de toneladas de trigo 2014/2015 para su exportación.
Acerca de los molinos, Agricultura relevó ayer compras semanales de trigo nuevo por 54.700 toneladas, que elevaron el volumen total adquirido por el sector hasta las 504.300 toneladas, un 91,02% por encima de las 264.000 toneladas compradas en igual fecha de 2013.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *